España

El delegado del Gobierno reitera que la retirada del Cristo de Monteagudo es un "despropósito"

Asegura que sobre esta polémica no tiene "nada que conciliar" con Mazón y reclama su parte de libertad de expresión como murciano

MURCIA, 27 (EUROPA PRESS)

El delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, aseguró hoy que no habrá rectificación y reitera sus palabras sobre la polémica por la retirada del Cristo de Monteagudo. Y es que, recordó, "judicialmente y como delegado del Gobierno, respeto absoluto a los procesos judiciales, y personalmente como murciano me parece y sigue pareciendo el mismo desatino y despropósito que entonces".

González Tovar respondió de esta forma al ser preguntado por su citación a declarar hoy en el Juzgado de Primera Instancia Número 4 de Murcia para responder a la demanda de conciliación presentada por el abogado murciano, José Luis Mazón, en la que se le pedía que reconociera que calificó públicamente de "despropósito" la reclamación para la retirada del Cristo de Monteagudo, y que ello "constituye una vulneración del derecho a acudir a la Justicia sin hostigamientos ni presiones de los poderes públicos".

En este sentido, el delegado, que no acudió finalmente a la citación --sí el abogado del Estado--, explicó que "ha sido un acto de conciliación sin avenencia", al tiempo que apuntó que "respeta toda acción jurídica y legal que se pueda adoptar, que los ciudadanos ejerzan su derecho y por las vías que consideren, oportunas pero obviamente sobre el Cristo de Monteagudo no tengo nada que conciliar con el señor Mazón".

"Mi opinión es libre como la de cualquier ciudadano", señaló el delegado, que considera que éste "es un debate que no debería haberse producido nunca puesto que los murcianos tienen asumida ésta como una imagen más, totalmente integrada en el sentimiento y paisaje de la ciudad", añadió González Tovar, quien apuntó que Mazón "es muy libre de ponerme las demandas como delegado del Gobierno que considere oportuno pero yo también reclamo mi parte de libertad de expresión".

Así se preguntó "por qué el señor Mazón la toma conmigo cuando hay más altos representados del Estado en esta Región que han puesto incluso su cadáver por delante". Una posición, indicó, "mucho más fuerte que la de este delegado del Gobierno en defensa del sentimiento de miles de murcianos".

La polémica comenzó cuando un grupo de juristas, encabezados por Mazón, presentó un recurso ante la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid por la que solicitaron la retirada del monumento del Corazón de Jesús de Monteagudo en su actual ubicación.

González Tovar afirmó entonces que el Cristo de Monteagudo forma parte de la historia de Murcia y tachó, como murciano, de "dislate" que se asegure que la estatua "molesta, cuando está totalmente integrada dentro del paisaje y la vida normal del Valle". Así, insistió en calificar "personalmente" como un "despropósito", esta línea de actuación emprendida por Mazón.

Asimismo, la demanda de Mazón pide al delegado que reconozca que, con sus declaraciones en un contexto de "muchedumbre exacerbada, aumentó los riesgos para la seguridad del demandante", y le pide que "se retracte de lo dicho para evitar una demanda posterior". De resultar fallida la demanda de conciliación, Mazón advirtió a Europa Press que habrá una demanda de protección de los derechos fundamentales contra el delegado como persona física.

En su demanda, Mazón criticó que el delegado "se permitió la licencia de calificar públicamente de despropósito la interposición del contencioso presentado por el demandante y otras personas ante la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid para que se desmonte del monte de Monteagudo la estatua y pedestal que allí existe del fundador del cristianismo".

Y considera que esta "licencia" supone "quebrantar las obligaciones del cargo y el deber de respeto de los derechos fundamentales de las personas" por parte del delegado del Gobierno.

Por ello, Mazón pidió que dicha declaración "pública, hecha como la más alta autoridad del Estado en la Región constituye una vulneración del derecho a la tutela efectiva del demandante o de acudir a los tribunales sin descalificaciones ni hostigamientos de los poderes públicos".

De la misma forma, pide que González Tovar "reconozca que dicha declaración pública hecha en un contexto de muchedumbre exacerbada y con numerosas amenazas por Internet ya denunciadas ante la policía por el reclamante, contribuían a exacerbar los ánimos contra los demandantes y, por tanto, era impropia de un racional y legal delegado del Gobierno".

Igualmente, le pidió reconocer que "con su temeraria declaración, incrementó el riesgo de agresión contra el demandante por parte de unos exaltados".

Por todo ello, le pide que "se retracte de dicha declaración, a fin de evitar una acción civil de responsabilidad o de tutela de los derechos fundamentales de la persona".

El delegado fue citado a declarar hoy, a las 9.30 horas, en la Sala de Audiencias del Juzgado de Primera Instancia Número 4 de Murcia, con la advertencia de que cualquiera de las partes legales que no concurra "dará el acto por intentado sin efecto, condenándole en las costas".

Asimismo, la citación precisa el modo de impugnación mediante recurso de reposición ante el Juzgado, que deberá interponerse por escrito.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin