España

Una ONG busca financiar 12.000 becas escolares a niñas en África, Asia y América Latina con el apoyo de Pádel Pro Tour

PLAN, la organización internacional de protección de los derechos de la infancia, trae a Madrid, de la mano de Pádel Pro Tour, su reto de financiar 12.000 becas escolares para la educación de niñas en África, Asia y América Latina.

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

PLAN, la organización internacional de protección de los derechos de la infancia, trae a Madrid, de la mano de Pádel Pro Tour, su reto de financiar 12.000 becas escolares para la educación de niñas en África, Asia y América Latina.

La iniciativa forma parte de la campaña internacional 'Por Ser Niñas', que busca parar la pobreza infantil combatiendo la desigualdad de género en los países en desarrollo, y a la que se ha sumado Pádel Pro Tour, el circuito internacional de este deporte que este fin de semana se desarrolla en Madrid.

La campaña cuenta con el apoyo de los actuales campeones mundiales de este deporte, Carolina Navarro y Fernando Belasteguín, que han querido mostrar su apoyo a la defensa de los derechos de las niñas.

El reto de PLAN permanecerá en Madrid desde hoy al domingo, 30 de mayo, en el marco de Pádel Pro Tour, cuya organización cederá un euro de cada entrada vendida para estas becas de estudios. Además, al finalizar el torneo, se subastarán las raquetas de la pareja ganadora.

Coincidiendo con el paso del circuito por la ciudad, se realizan actividades de difusión de PLAN y recaudación de fondos. La campaña ha recorrido por el momento Valladolid, Ciudad Real y San Sebastian.

Las becas obtenidas en Madrid se destinarán a niñas y adolescentes de los municipios de Cabañas, Chalatenango y La Libertad, en El Salvador, que han finalizado los estudios de segundo ciclo y van a iniciar el bachillerato.

Estas aportaciones servirán para financiarles estos estudios, durante un año completo, y para facilitarles en el futuro el acceso a la universidad, de manera que puedan alcanzar una formación especializada que revierta en el desarrollo de sus familias y de sus comunidades.

La deportista Navarro aseguró que "es sorprendente lo que puede hacer una mujer que tiene acceso a la educación". "Yo misma estoy aquí porque en su momento pude contar con la ayuda de becas", manifestó, por lo que consideró "imprescindibles" campañas como ésta porque "invertir en las niñas no sólo es lo justo sino lo más inteligente".

"Yo he tenido una infancia muy feliz, pudiendo hacer lo que más me gusta y me gustaría que los 500 millones de niñas y mujeres que hay actualmente en el mundo pudieran tener una experiencia como la mía", comentó la ocho veces campeona de España y actual número uno del ranking mundial de pádel.

Fernando Belasteguín también ha querido sumarse a la campaña de PLAN porque ahora que es padre se da cuenta "del tremendo papel que juegan las mujeres en la sociedad". "Ellas trabajan, cuidan la casa, son el auténtico motor del mundo. Yo tengo el mejor ejemplo en casa con mi esposa", destacó.

Por su parte, la directora general de PLAN, Concha López, explicó que invertir en un año más de educación secundaria para una niña en un país en desarrollo supone aumentar sus ingresos anuales "entre un 10 y un 20 por ciento, durante toda su vida, algo que repercute directamente en el bienestar de su familia y el desarrollo de su comunidad".

"Las niñas son las pobres entre las pobres ya que son las que más padecen las situaciones de pobreza y exclusión, algo que se agrava en un contexto de crisis como el actual", aseguró López, quien insistió en que invertir en las niñas "es lo más inteligente y productivo que puede hacerse para romper el círculo de la pobreza y promover el crecimiento y desarrollo global".

De hecho, recordó que las mujeres dedican a sus hogares el 90 por ciento de sus ingresos, frente a los hombres que sólo destinan, de media, entre un 30 y un 40 por ciento. Además, son las mujeres las que habitualmente transmiten a sus hijos sus conocimientos y valores, contribuyendo a multiplicar la educación que han recibido.

Finalmente, señaló que invertir en la educación de las niñas retrasa la edad de sus matrimonios y ayuda a evitar embarazos tempranos, así como a espaciarlos en el tiempo, contribuyendo a romper el círculo de la pobreza tanto para ellas como para sus familias.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin