Buscar

Indemnizados con 4.000 euros diez transexuales y gays que fueron encarcelados por su condición sexual en el franquismo

9/06/2010 - 17:55

La Asociación de Transexuales de Andalucía pide al Gobierno indemnizaciones "más generosas"

SEVILLA, 9 (EUROPA PRESS)

Cinco mujeres transexuales y cinco gays andaluces que estuvieron encarcelados durante la dictadura franquista por su condición sexual han sido indemnizados con 4.000 euros por el Gobierno central gracias a las remuneraciones previstas a tal efecto en la Ley de Memoria Histórica, según informó, en declaraciones a Europa Press, la presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA), Mar Cambrollé.

Es la primera vez que diez personas en Andalucía consiguen ser indemnizadas por esta causa, si bien aún quedan "otros dos casos de mujeres transexuales pendientes de ser resueltos". "Estamos muy contentos porque estas indemnizaciones significan que el Gobierno ha considerado a los presos sociales, además de a los presos políticos, pero no es suficiente", aseguró Cambrollé.

En ese sentido, y pese a reconocer "el logro conseguido", la presidenta de ATA criticó la "escasa" cuantía económica de las prestaciones, ya que, según afirmó, en España fueron encarceladas unas 5.000 personas por su condición sexual y de ellas, "sólo unas 2.000 ha solicitado las indemnizaciones". "Muchas de ellas porque ya están fallecidas, y otras, porque no querían volver a revivir el pasado por todo lo que significó de sufrimiento para ellos y para su entorno familiar", añadió.

Por esta razón, lamentó que el Ejecutivo, "si tenía fondos y partida presupuestaria prevista para indemnizar a 5.000 personas, podría haber sido más generoso con las 2.000 que al final sí la han solicitado y no que se ha ahorrado un buen dinerito".

La Ley de Memoria Histórica contempla tres tipos de indemnizaciones, según el tiempo pasado entre rejas por los represaliados. Así, si el encarcelamiento es de uno a seis meses la cuantía es de 4.000 euros, mientras que si es de seis a doce meses, son 8.000, y a partir del año, 12.000 euros.

Con todo, Cambrollé consideró un "éxito" lo andado hasta el momento porque, "pese al costoso trabajo burocrático, hemos conseguido denunciar la situación que vivieron miles de personas homosexuales y gays que estuvieron en la cárcel por un capricho de la dictadura y que fueron tratados como delincuentes cuando su único delito fue amar de forma diferente".