Buscar

La D.O. Rías Baixas considera "preocupante, pero no alarmante" el brote de mildiu en los viñedos

4/07/2010 - 17:33

Cree que las pérdidas se pueden compensar porque "la floración fue más alta que el año pasado" y cuajó "bastante más uva y mejor"

Cree que las pérdidas se pueden compensar porque "la floración fue más alta que el año pasado" y cuajó "bastante más uva y mejor"

PONTEVEDRA, 4 (EUROPA PRESS)

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen (CRDO) Rías Baixas considera que el brote de mildiu detectado recientemente por la Estación Fitopatológica de Areeiro en los viñedos de la provincia es "preocupante, pero no alarmante" y hace un llamamiento a los viticultores para utilizar los tratamientos preventivos disponibles, "como ya lo están haciendo las grandes plantaciones", para tratar de "evitar males mayores".

Aunque el riesgo de pérdidas oscila entre un 10 y un 15 por ciento de la cosecha, según los cálculos de la Estación de Areeiro, el gerente de la Denominación de Origen Rías Baixas, Ramón Huidobro, considera que esta posibilidad se compensaría con el hecho de que "este año cuajó bastante más uva y mejor" que en la pasada campaña vitivinícola, ya que además "la floración fue más alta que el año pasado".

No obstante, puesto que "hace un mes que fue la brotación", Huidobro considera "precipitado a estas alturas" hacer una estimación de la cantidad de uva que se pueda cosechar este verano. En la vendimia del pasado año, la Denominación de Origen Rías Baixas se recogieron 23,6 millones de kilos de uva que, en la Mesa del Vino, se cotizaron entre 1,20 y 1,40 euros el kilo.

El gerente de Rías Baixas recuerda que el mildiu es una enfermedad "endémica" en esta zona de la provincia de Pontevedra y que "todos los años, entre mayo y junio" se desarrolla este hongo, en ambientes favorecidos por la pluviometría y la oscilación de las temperaturas. Puesto que "no se puede cambiar el tiempo", Ramón Huidobro apela a la necesidad de "prevenir y tratar" las plantas en los momentos "decisivos que marcan" la producción.

El primero, entre los meses de mayo y junio, determina la cantidad de uva; el segundo, en la última semana de agosto y los primeros días de septiembre, es la maduración del fruto, que repercute en la calidad posterior del vino. Huidobro ha elogiado la profesionalidad de los técnicos de la Denominación de Origen, que están "mirando al cielo y en permanente contacto con la Estación de Origen y otras denominaciones de origen para ver cómo se comporta la climatología".

NUEVOS PROYECTOS

De esta manera, ha agradecido a la Diputación de Pontevedra, de la que depende la Estación Fitopatológica, el "interés por apoyar" al sector vitivinícola, "preservando los viñedos de las enfermedades e involucrándose en campañas de promoción" del albariño. En este sentido, la Administración provincial anuncia para la próxima semana la inauguración de una nueva estación meteorológica en la finca de la bodega Condes de Albarei, en Vilanova de Arousa, que se sumará a las tres ya existentes.

La Diputación de Pontevedra también anticipó la presentación de un proyecto cofinanciado por la Unión Europea para combatir el mildiu y otras plagas, así como para fomentar una correcta aplicación de los productos fitosanitarios.

Por su parte, el Consejo Regulador se está dirigiendo ya a las bodegas inscritas por primera vez en la Denominación de Origen para enviarles información sobre la próxima vendimia. No será hasta agosto cuando se inicie el operativo, con la selección y formación de los veedores.


El flash: toda la última hora