España

Moratinos: "La lucha contra la pobreza no puede ser víctima de la crisis"

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, dijo ante la Asamblea General de la ONU que el multilateralismo y el sistema de las Naciones Unidas son claves para abordar los problemas actuales.

"El multilateralismo efectivo es el método que nos va a permitir abordar la agenda global de los desafíos del siglo XXI", indicó el ministro español, que subrayó que es un "método que parte del respeto y el reconocimiento para establecer nuevas alianzas y construir estrategias y políticas comunes".

En ese sentido, subrayó la capacidad de respuesta de la ONU ante los recientes desastres naturales sufridos por Haití y Pakistán.

"Esa capacidad de actuar y de plasmar de manera efectiva el esfuerzo de todos a través del multilateralismo es el camino que debe seguir el sistema internacional para estar a la altura de los retos a los que nos enfrentamos", afirmó.

El jefe de la diplomacia española destacó también los avances logrados por el organismo multilateral, que calificó de "muy significativos" en materia de seguridad, desarme y no proliferación nuclear. Moratinos se refirió igualmente a la crisis económica y financiera internacional para señalar que la ausencia de regulación internacional favoreció la crisis de las entidades financieras.

"La lección de la crisis es que los mercados internacionales necesitan para su desarrollo no sólo la mano invisible sino también un sistema regulador global", señaló.

Igualmente destacó que España está "a la vanguardia en la lucha contra el hambre y la pobreza" y ha propuesto en Naciones Unidas, junto con otros Estados, la creación de una tasa a las transacciones en divisas para destinarla a la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio" (ODM).

Moratinos subrayó que "la lucha contra la pobreza no puede ser la víctima de la recesión económica", e insistió en que es la "voluntad política" y "no las condiciones materiales", la vía para cumplir esas metas en 2015.

El ministro español de Asuntos Exteriores se refirió a los problemas en el horizonte del panorama político internacional, como ocurre con el cambio climático, un reto del que dijo "ha llegado la hora de afrontarlo" con responsabilidad, lo que "exige modificar nuestra manera de concebir el desarrollo y el crecimiento económico".

Pidió un mayor esfuerzo por limitar y reducir los gases de efecto invernadero, la dependencia de los combustibles fósiles y apostar por las energías renovables y el consumo eficiente y responsable.

Moratinos se refirió a la conferencia ministerial cobre el cambio climático que se celebrará a fines de noviembre en Cancún (México), e indicó que para lograr su éxito, se necesita de esfuerzos para allanar el camino hasta esa cita porque "la credibilidad del propio sistema multilateral está en juego".

La cumbre de Cancún, dijo, será un éxito "si trabajamos con un enfoque realista, solidario y generoso con los países más vulnerables, lo que nos debe conducir a un ambicioso acuerdo para que los Estados con representación en esta Asamblea asumamos objetivos y compromisos verificables".

La paz , "prioridad" para España

Asimismo, se refirió a la situación de Oriente Próximo para señalar que conseguir la paz en esa región, es una "prioridad estratégica" para España.

"Israelíes y palestinos saben que cuentan con todo nuestro apoyo en estos momentos en los que se abordan algunas cuestiones espinosas del conflicto", dijo Moratinos, que se sumó al llamamiento realizado por los diferentes líderes para que se mantenga la moratoria de construcción en los asentamientos judíos en Cisjordania, más allá de la medianoche del 26 de septiembre en que expira.

Moratinos subrayó que "para conseguir una paz global, justa y duradera es imprescindible resolver los aspectos que afectan a Siria y el Líbano y trabajar en un marco multilateral que cree una verdadera coalición global para la paz en Oriente Medio".

Respecto a la situación del Sahara Occidental, el ministro de Exteriores español señaló que su país "reitera su apoyo a los esfuerzos de mediación" del enviado especial de la ONU en ese conflicto, Dennis Ross, del que dijo se debe resolver "con el mutuo acuerdo entre las partes y según las resoluciones de la ONU".

Además se refirió a Latinoamérica, una región que pasa en la actualidad por "un cambio social y político sin precedentes", en coincidencia con el inicio de las conmemoraciones de los bicentenarios de las independencias de esas repúblicas.

"España quiere acompañar estos procesos a través de las Cumbres Iberoamericanas, reforzando sus relaciones bilaterales y entre la UE y América Latina", dijo el diplomático español, que reiteró que "Cuba merece una mención especial tras las recientes decisiones de las autoridades cubanas".

"Los embargos son inútiles y no tienen sentido, al igual que las actitudes unilaterales que sólo perjudican las expectativas creadas", añadió Moratinos, que también nombró la Alianza de Civilizaciones, consolidada como diplomacia preventiva y que cuenta con un centenar de países amigos.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin