España

El líder histórico de ETA Josu Ternera vuelve a su dirección

Uno de los líderes históricos de ETA, José Antonio Urrutikoetxea, alias 'Josu Ternera', está a punto de volver a la dirección del grupo armado, que ya dirigió durante el abortado proceso de paz de 2006, aseguran este lunes diversos medios españoles.

Josu Ternera "ha vuelto a las estructuras de mando de ETA para dirigir el aparato político", afirmó el diario El Mundo sin precisar sus fuentes.

Por su parte, la radio pública Radio Nacional de España (RNE) da la misma información, citando fuentes antiterroristas.

Contra Josu Ternera, que vive en la clandestinidad, pesa una orden de captura internacional emitida por la Justicia española desde 2002.

Considerado favorable al diálogo con el poder español y cercano a Arnaldo Otegi, emblemático líder de Batasuna -el ilegalizado brazo político de ETA- Josu Ternera había sido apartado a finales de 2006 de las negociaciones con el Gobierno en favor de responsables más radicales.

La vuelta de Ternera a la dirección de ETA, que debería tener lugar esta semana, "puede traer consigo todo un cambio en el aparato político en la banda no sólo de las personas que lo dirigen sino de la estrategia y el peso que la línea política pasa a tener" sobre futuras decisiones de la organización armada, afirmó El Mundo.

Radio Nacional subrayó, por su parte, que la vuelta de "veteranos" como Ternera al frente de ETA "no significa que el proceso para ver el final del terrorismo va a ser más rápido".

Estas informaciones llegan en un momento en que ETA se ve presionada por Batasuna para que anuncie un "alto el fuego unilateral y verificable". Este movimiento independentista radical vasco anunció el sábado la formación próximamente de un nuevo partido que "rechazará el uso de la violencia" con la esperanza de poder participar en las próximas elecciones municipales.

ETA anunció el 5 de septiembre un parón en sus "acciones ofensivas armadas", pero sin precisar si esta decisión es temporal o definitiva.

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero consideró insuficiente este anuncio, reclamando un abandono definitivo y sin condiciones de la violencia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin