España

La Fiscalía pide dos años de prisión para un empresario por un delito contra la ordenación del territorio en Loeches

La Fiscalía del Área de Alcalá de Henares y Ecologistas en Acción han solicitado dos años de prisión para un empresario por un delito contra la ordenación del territorio por una serie de construcciones realizadas por la empresa que regenta, en suelo no urbanizable espacialmente protegido en la finca 'La Fontaleda', en el término municipal de Loeches.

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía del Área de Alcalá de Henares y Ecologistas en Acción han solicitado dos años de prisión para un empresario por un delito contra la ordenación del territorio por una serie de construcciones realizadas por la empresa que regenta, en suelo no urbanizable espacialmente protegido en la finca 'La Fontaleda', en el término municipal de Loeches.

En el escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, el fiscal solicita dos años de cárcel y la imposición de una multa de veinticuatro meses con cuota de 30 euros día e inhabilitación especial por tiempo de cuatro meses para profesión, oficio, industria o comercio respecto de actividades relacionadas con la Ordenación del Territorio y el Medio Ambiente.

Asimismo, reclama la demolición de todas las edificaciones, y la reparación del daño causado, dejando las parcelas como se encontraban antes de las construcciones.

Las obras a las que se refiere los hechos concluyeron en 2007 en el término municipal de Loeches, en la finca "La Fontadela", en terreno clasificado como No Urbanizable Especialmente protegido por su carácter Forestal.

Según Ecologistas en Acción, las obras se realizaron sin autorización y causando un importante daño en la finca en la que existen especies protegidas catalogadas como en peligro de extinción, entre otros el Búho Real.

El responsable de las obras actuó en nombre de la entidad Hermanos Barral SL. Esta empresa desarrolla actividades de venta de vehículos de alta gama, medios de comunicación local, inmobiliarias construcción-promoción. Todo ello, en la zona del corredor del Henares, especialmente en Coslada.

Los hechos fueron denunciados inicialmente por los agentes forestales de la comarca y siguiéndose mediante Diligencias Previas en los juzgados instrucción de Arganda del Rey, que han culminado en la apertura de juicio oral.

Ecologistas en Acción se personó como acusación particular en el procedimiento. Los hechos descritos son constitutivos de un delito contra la ordenación del territorio (artículo 319 del Código Penal).

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin