España

Valcárcel desmiente que la Comunidad se encuentre en estado de alarma y dice que "no hay que cesar a nadie" en su equipo

El presidente considera que los recortes "son suficientes", pero dice que hará más "si hubiera que hacerlos para garantizar los servicios"

MURCIA, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno regional, Ramón Luis Valcárcel, ha desmentido que la Región de Murcia se encuentre en un estado de emergencia y ha aclarado que "no hay que cesar a nadie" en su Ejecutivo, tal y como le había pedido el secretario general del PSRM, Pedro Saura.

En concreto, Saura ha adelantado los asuntos que el partido en su totalidad abordará esta tarde en el Comité Regional, en donde pedirán al presidente de la Comunidad "que decrete urgentemente una crisis de Gobierno para cesar, como mínimo, a la mitad de sus consejeros por incompetentes".

En declaraciones a la Cadena SER, Valcárcel ha manifestado que Saura "ha debido de vivir en otra Comunidad para no darse cuenta de que el Gobierno murciano no ha dejado a lo largo de 16 años que lleva gobernando en la Región de reunirse con los agentes sociales y de alcanzar acuerdos con ellos y de definir, por tanto, las políticas del presente y del futuro con los agentes sociales".

En segundo lugar, Valcárcel ha recordado al secretario general del PSRM que "para tomar medidas de dimisiones o ceses de determinados consejeros debe ser, para eso, el presidente de la Comunidad", y Saura, resaltó, "ni está ni se le espera: lo ha intentado, pero no lo ha conseguido".

El presidente dijo entender "la frustración de Saura" y que ahora "intente actuar como una especie de 'presidentillo' en la sombra", pero advirtió que esto "no le va a llevar a ninguna parte". Al respecto, ha destacado que, al final, su propio partido "ha tenido que evacuarlo y apearle de cualquier posibilidad de ser otra vez candidato".

A su juicio, "difícilmente, Saura podía conciliar voluntades de su propio partido y de su electorado para poder alcanzar la responsabilidad de Gobierno".

Al hilo, el presidente insistió en que "no hay que cesar a nadie" y que su Gobierno "ha tenido recursos y los ha empleado en mejorar las retribuciones de los trabajadores públicos, en construir 25 colegios en tiempos de crisis, en levar tres hospitales, el de Cartagena, el del Mar Menor y el materno infantil".

Además, dijo que la Comunidad "ha seguido hacia adelante en su empeño de mejorarla red de carreteras y lo ha conseguido, lo estamos consiguiendo y seguiremos haciéndolo". De la misma forma, ha explicado que la Administración autonómica "está atendiendo a los dependientes pese a que el Gobierno central tenía que haber puesto el 50 por ciento y no cumple con él".

El presidente, ensalzó que la Comunidad "ha mejorado las plantillas de médicos y profesores, porque la población en Murcia ha seguido creciendo, sobretodo, en población que viene de fuera, y los más vulnerables, los que más atención necesitaban, las han seguido teniendo".

Además, ha dicho que "no hay ni un sólo murciano que vaya a un hospital o un centro docente y no encuentre la respuesta positiva a sus demandas y atenciones: para eso es para lo que se han hecho estas medidas de recorte".

Así tachó de "barata e interesada" la política de Saura y le aconsejó que visite la Región, municipio por municipio y escuche a la gente, en lugar de asimismo, "y que vea que nadie siente el menoscabo".

FELICITACIÓN DE SALGADO

El presidente ha considerado que los recortes planteados hasta ahora en la Ley de Medidas Extraordinarias para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas "son suficientes", pero ha indicado que, a partir de ahora, hay que desarrollar sus epígrafes. En cualquier caso, ha advertido que si hubiera que hacer más recortes para garantizar los servicios del estado del bienestar "tendremos que hacerlos".

El presidente admitió que "a nadie le gusta que se le rebaje el sueldo, como es natural", pero matizó que el esfuerzo "lo hacemos todos, lo hace la propia administración desengrasándola hasta donde es posible hacerlo", y lo que hace es "garantizar esos elementos básicos que configuran el estado del bienestar de los ciudadanos".

"Son medidas que buscan garantizar la financiación de esos elementos que a nadie se les ocultan, como la sanidad, la educación, las políticas sociales y las políticas productivas", precisó.

El presidente desveló que, el mismo día en que la Asamblea Regional aprobó la Ley que contiene los recortes, el pasado jueves, recibió la llamada de la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, para decirle que estas medidas "son las que ciertamente se deben y se pueden esperar de una comunidad autónoma responsable".

Según Valcárcel, la ministra le felicitó y agradeció "este gesto de lealtad institucional" e, incluso, dijo que era la primera comunidad que tomaba medidas en este sentido, pero concretó que "hay que esperar a no mucho tiempo para ver como otras tantas regiones van a hacer lo propio".

Por ejemplo, el presidente dijo que Cataluña, hace 20 días, decidió que habían cumplido las previsiones con el 1,71 por ciento del déficit, cuando el tope era el 2,3 por ciento. Sin embargo, ha señalado que "en el cambio de gobierno, sin haber declarado la deuda de la Sanidad, ya se ha descubierto que el déficit está en el 3,3 por ciento".

El presidente sintió que se trataba de una situación "esquizofrénica" porque, "mientras la candidata del PSOE a la presidencia de la Comunidad, Begoña García Retegui, ponía a los pies de los caballos las medidas en la Asamblea, su compañera de partido y responsable de la economía en España está elogiándolas".

Además, Valcárcel ha tachado de "paradoja" el hecho de que "hace tan solo un mes García Retegui justificaba las medidas del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, bastante mas dura, y sin embargo, qué manera de vapulear las que se toman en la Región".

Por ello se preguntó "si esto es acaso algo normal, si estamos en la sensatez o estamos otra vez en la sumisión y la defensa de lo que hacen los míos en Madrid aunque perjudique al total de los ciudadanos".

"SEGUIRÉ DEFENDIENDO A LOS MURCIANOS"

Al respecto, reprochó que Murcia "es la cuarta comunidad menos endeudada de toda España, pero por razones de índole político tampoco se nos permite endeudarnos".

Así, defendió que "lo que hay que hacer es tomar las medidas que se han tomado porque, por encima de todas las cosas, está el interés general de los murcianos y que, cuando vayan a los hospitales sigan siendo atendidos como hasta ahora, y que cuando vayan a los colegios haya profesores, que se creen y mejoren nuevas infraestructuras".

"Estos es lo que hemos hecho en este tiempo de crisis, sin recursos como antes teníamos y con una dejación de obligaciones por parte del Gobierno central, porque si hay una cantidad asignada por Ley y se nos dice de pronto que no la vamos a tener, mal asunto", señaló.

Si no se hubiera aprobado la Ley de recortes, Valcárcel admitió que la Comunidad no hubiera tenido capacidad de endeudarse y "no hubiera asistido a esas personas, a tantos miles de murcianos en esos servicios básicos".

"No hubiéramos estado en condiciones de garantizar la sanidad, la educación, las políticas sociales y las políticas de crecimiento económico o simplemente productivas", finalizó.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin