España

El viceprimer ministro chino apoya la economía española y promete comprar deuda

El viceprimer ministro chino, Li Keqiang, apoyó este miércoles la política del Gobierno socialista español para hacer frente a la crisis económica y se comprometió a comprar más deuda pública española, durante una visita a Madrid con la que inició una gira europea.

Li Keqiang "ha expresado la confianza de China en la economía española, como demuestra la inversión de este país en deuda pública española", indicó la presidencia del Gobierno español en un comunicado tras un encuentro del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, con el dirigente chino.

"China apoya las medidas adoptadas por España para el reajuste económico y financiero, con la firme convicción de que conseguirá la recuperación económica general", había asegurado Li el lunes en una columna en El País.

La visita del dirigente chino a España tiene lugar después de semanas de temores de los mercados por sus dudas sobre la capacidad de España de hacer frente a su deuda y la eventualidad de que necesite un plan de rescate internacional como Grecia e Irlanda.

China ya era un importante comprador de deuda pública española y no ha reducido sus adquisiciones, dijo Li, según la agencia oficial China Nueva.

Incluso ha aumentado sus compras durante los temores por la deuda en Europa, apuntó. "Compraremos más dependiendo de las condiciones de mercado", aseguró Li antes de viajar a Reino Unido y Alemania, según la agencia.

El papel de China en la estabilización de la crisis podría ser significativo, en parte porque es el país que tiene más reservas de cambio del mundo, con 2,648 billones de dólares en septiembre.

Pero según el economista Mark Williams, de Capital Economics, "los problemas europeos son estructurales y no son algo que China podrá necesariamente resolver".

El Tesoro español, las administraciones regionales y los bancos tienen que emitir deuda pública por un valor de 290.000 millones de euros en 2011, según la agencia de calificación Moody's.

La economía española, la quinta mayor de la UE, estuvo en recesión algo más de un año y en 2010 empezó a remontar con dificultades.

El Gobierno socialista prometió reducir el déficit del 11,1% del PIB al 3% estipulado por la Unión Europea (UE) en 2013, mientras la deuda pública aumentó en el último año.

Este miércoles, España y China firmaron 15 acuerdos institucionales y comerciales (en finanzas, industria y exportaciones alimentarias), entre los que se encuentra uno de la española de tecnología Indra para modernizar dos centros de control aéreo por unos 19 millones de euros.

Además, el banco BBVA y el Banco de Desarrollo de China firmaron un acuerdo de cooperación en América Latina.

Por su parte, el martes el presidente de la petrolera Repsol, Antonio Brufau, y el de Sinopec, Su Shulin, acordaron en Madrid "buscar nuevas oportunidades de negocio conjunto en el mundo" tras su acuerdo para la venta a la petrolera china del 40% de la filial brasileña de Repsol mediante una ampliación de capital de 7.111 millones de dólares.

Según Li, estos acuerdos, incluyendo el de Repsol, tendrán un valor de 7.500 millones de dólares, indicó China Nueva.

En la reunión de este miércoles, Zapatero "ha animado a las empresas chinas a invertir en España, aprovechando la excelente plataforma que ofrece nuestro país para acceder al resto de la UE y a Iberoamérica", indicó la presidencia.

Ambos mandatarios mantuvieron su compromiso de "elevar el comercio bilateral a 40.000 millones de euros en el año 2011" aumentando el turismo chino en España y la inversión española en China, con cooperación empresarial y en terceros países.

También se comprometieron a "equilibrar" su comercio, ya que España importó de China más de 15.600 millones de euros en los 10 primeros meses de 2010 y exportó 2.140 millones de euros.

Para España, China es su sexto socio comercial, su tercer proveedor exterior y el primero de fuera de la UE.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin