España

Antonio Alemany pide a Castro y Horrach que se inhiban en las investigaciones en las que se encuentra imputado

Su defensa pide la nulidad de la última comparecencia del director de Nimbus Miquel Romero

PALMA DE MALLORCA, 12 (EUROPA PRESS)

El periodista Antonio Alemany considera que la inhibición del juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, y del fiscal Pedro Horrach de las investigaciones en torno a su presunta participación en la adjudicación irregular de un contrato de asesoría externa del ex presidente del Govern, Jaume Matas, sería "altamente deseable y saludable para la imagen de la Justicia", al recriminar algunas de las acusaciones que ambos vierten contra él dentro de esta causa "a sabiendas de que mienten e insisten, con contumacia, en la mentira".

En un escrito remitido a Europa Press, el periodista, imputado en una de las piezas de este complejo procedimiento, señala asimismo que su defensa ha solicitado la nulidad de la última comparecencia del director de la agencia Nimbus, Miquel Romero, quien el pasado lunes aseguró ante el magistrado que Matas le obligó a ceder un contrato por valor de 200.000 euros a una empresa propiedad de Alemany. Y es que, según Alemany, el juez tomó declaración a Romero sin estar presente su abogado, lo que constituye "una inaudita vulneración del derecho de defensa, del principio de contradicción y de la igualdad de armas".

Al hilo de lo anterior, el encausado lamenta "toda una serie de sistemáticas negativas" a la práctica de pruebas "que se estiman fundamentales para el esclarecimiento de los hechos", además de un "deliberado falseamiento de hechos" que se materializa en documentos públicos como los autos de imputación. Así, insiste en que "faltan a la verdad" el juez y el fiscal cuando insisten en que la Agencia Balear de Noticias (ABN), perteneciente a Alemany, recibió una subvención de 450.000 euros en 2006 cuando en realidad fue "exactamente de 272.243 euros", a tenor de un informe elaborado por el grupo de delincuencia económica de la Policía Nacional.

En esta misma línea, recrimina que se incida en personalizar un contrato de asesoramiento a Nimbus en la persona de Alemany cuando quien contrata, asevera, es una persona jurídica como Consultores de Información S.L. "Por no hablar del lenguaje despectivo, siempre acusatorio, de un juez que se supone debe ser neutral y respetuoso con la presunción de inocencia", añade el periodista, quien critica una "demencial y rocambolesca trama corruptora que, hasta el presente, no ha obtenido ni una menor prueba".

En referencia al contrato de asesoría entre Nimbus y el Govern, investigado en el marco de estas pesquisas por haber servido presuntamente para simular la contratación directa de Alemany por el Ejecutivo autonómico, el periodista asegura que tuvo conocimiento de la existencia de éste en su primera comparecencia ante el magistrado. Es más, en esa declaración, recuerda, subrayó la "innecesariedad" de este contrato "si de lo que se trataba era conseguir que Consultores de Información asesorara al presidente en materia de contratación y redacción de intervenciones públicas".

En cuanto a la supuesta cesión del contrato de 200.000 euros a la que se refirió Romero, el encausado ha atribuido "esta rocambolesca historia al tiempo transcurrido" al tiempo que "tiene todas las trazas de proceder de la propia Fiscalía". "Jamás se habló de cesión de contratos y si el Govern y Nimbus lo hablaron, no se comunicó a Consultores de Información", añade al respecto.

"El justiciable no sólo tiene derecho a un juicio justo y a una tutela judicial efectiva sino también a que los que le acusan e instruyen sean impecables y limpios como una patena", concluye el escrito de Alemany.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin