España

Aceptan reducir a 8.677 euros el embargo de las cuentas del asesino de Olot

La Audiencia de Girona ha aceptado parcialmente el recurso de la abogada del albañil de Olot, Pere Puig, que confesó haber matado a cuatro personas, y ha reducido de 30.000 a 8.677 euros el embargo de sus cuentas al no aparecer como único titular, según el auto.

El 20 de diciembre del año pasado, el Juzgado de Instrucción número 2 que lleva el caso del cuádruple crimen del albañil de la Vall d'en Bas dictó un auto en el que embargó las tres cuentas del BBVA en las que aparecía Puig como titular, para poder así hacer frente en un futuro a una posible responsabilidad civil para los familiares de las víctimas.

Frente a esta resolución, la abogada del imputado, Nuria Masó, presentó un recurso de apelación a la Audiencia de Girona argumentando que "no podían ser embargadas cuentas de titularidad conjunta", ante la oposición tanto de la fiscalía como de los abogados que actúan de acusación particular.

Ahora, la Audiencia Provincial ha resuelto que estima parcialmente el recurso y revoca así la resolución al reducir las sumas de los embargos de las tres cuentas del BBVA en las que figura el imputado como titular.

Varias cuentas

La juez de Olot embargó una cuenta corriente de 6,52 euros y dos a plazo fijo de 6.000 y 24.000 euros, respectivamente.

La Audiencia ha resuelto que "sólo puede embargarse de las cuentas bancarias el dinero que sea propiedad material del acusado, sin que puedan embargarse las cantidades que se acredite que pertenecen a terceras personas".

Como no se puede ignorar que las cuentas tienen ingresos de origen desconocido y tienen tres titulares, Pere Puig, su hermana y su padre, según el tribunal provincial, "el embargo debe sólo recaer en la parte proporcional del total".

Así, las cantidades que se puede embargar son 2,17 euros de la cuenta de 6,52 euros; 2.666,71 de la cuenta a plazo fijo con 6.000 euros y 6.009,2 de la cuenta también a plazo fijo con 24.000 euros.

Los hechos ocurrieron el pasado 15 de diciembre cuando el acusado mató a tiros en un bar y en una entidad bancaria de Olot a cuatro personas, dos de ellas el jefe de la empresa constructora en la que trabajaba y su hijo, así como a dos trabajadores de una oficina de la Caja Mediterráneo (CAM).

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin