Buscar

El Cermi Extremadura reclama a los grupos políticos que "mantengan a toda costa" la obra social de las cajas de ahorro

10/03/2011 - 15:25

El Comité de Representantes de Personas con Discapacidad de Extremadura (Cermi) Extremadura se ha dirigido a los partidos políticos para reclamarles que mantengan "a toda cosa" la obra social que realizan las cajas de ahorro, ya que son un elemento singular del sector financiero "extremadamente valioso que ayuda a la cohesión y al bienestar de la sociedad".

MÉRIDA, 10 (EUROPA PRESS)

En nota de prensa, el Cermi Extremadura ha considerado que los movimientos sociales "no pueden asistir impasibles al retroceso histórico que supondría una reducción drástica de recursos económicos destinados a programas de bienestar e inclusión sociales".

Ante esta situación, este colectivo ha reclamado a los partidos que intervengan para "garantizar" que la reforma del sector financiero contemple la regulación, mediante norma legal, de las obras sociales, "sea cual sea la forma final que acaben adoptando las actuales cajas de ahorro". El objetivo es que "sigan destinando y desarrollando al menos los mismos recursos y las mismas actividades de índole social y cívica que hasta ahora".

Así, el comité extremeño ha considerado que estas entidades financieras han supuesto a lo largo de la historia un "pilar fundamental para el desarrollo social y el mantenimiento de los servicios prestados por las entidades que atienden a personas con discapacidad en Extremadura.".

El presidente del Cermi Extremadura, Luis María González, ha considerado que "ahora más que nunca" es necesaria la labor de las obras sociales, para "paliar las tremendas consecuencias de la crisis económicas, los ajustes y recortes" en los servicios para atender a las personas con discapacidad y "la dura situación que, debido al desempleo, sufren muchas de estas personas y sus familias".

Por eso, y ante la "inminente remodelación" del sistema financiero, Luis María González ha añadido que "va a ser muy difícil" explicarle a la sociedad, y en particular a los más necesitados, que las cajas de ahorro "se conviertan en entidades de lucro que reviertan sus ganancias en los accionistas, abandonando la actuación social que venían realizando las obras sociales de las cajas de ahorro".