Buscar

Ateos acatarán la decisión sobre la 'procesión',que ven un hito para comprobar "el grado de acofensionalidad" del Estado

12/04/2011 - 17:01

Excluida de la marcha del Jueves Santo la organización Ateos en Lucha, que reivindicó la quema de Iglesias

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores de Madrid (Amal) acatará la decisión que tome la Delegación del Gobierno en Madrid y el Ayuntamiento de la capital sobre la celebración o no de la 'marcha atea', que han convocado junto a otros colectivos, una autorización que plantean como un reto para comprobar "el grado de aconfesionalidad" del Estado.

El presidente de la Amal, Luis Vega, ha confirmado, en declaraciones a Europa Press, que se encuentran a la espera de recibir la autorización para poder celebrar la marcha, planteada para el Jueves Santo en Lavapiés. En este sentido, ha explicado que primeramente se dirigirse a la Delegación del Gobierno para comunicarla y que esta institución les remitió al Ayuntamiento "por no ser una manifestación y no tener competencias en materia de procesiones".

El Consistorio de la capital ya se ha mostrado en contra de la 'procesión', aunque también ha indicado, al igual que otros miembros del Gobierno central y regional, que la competencia para prohibir o no el acto es de la Delegación del Gobierno en Madrid.

De hecho, Vega confirmado que ante ello presentaron una nueva petición al departamento que dirige María Dolores Carrión para subrayar que se trata de una "manifestación", lo que despeja aún más las dudas de que sea la Delegación la encargada de su autorización.

No obstante, no reniega del término procesión. "Queremos que sea una procesión porque no queremos que nadie monopolice el castellano", ha dicho el presidente de Amal, que ha señalado que "procesión no es exclusivo de católicos". "No aceptamos que los demás no podamos hacer lo mismo", ha añadido, al tiempo que ha reivindicado la cesión de espacios públicos al igual que ocurre con las procesiones de carácter católico.

Vega también ha destacado que entre los organizadores de la marcha ya no figura la asociación Ateos en Lucha, cuyo portavoz realizaba semanas atrás unas declaraciones en un programa de radio en las que aludía a la quema de iglesias durante la República y el paso por una de ellas como "una referencia".

Estas palabras no fueron bien acogidas por el resto de los convocantes, que pidieron la marcha de este grupo de la 'procesión', una decisión que se hizo efectiva este misma semana. "No nos gustó, porque no vamos por ese camino", ha dicho el presidente de la Asociación de Ateos y Librepensadores de Madrid.

"NO NOS ENFRENTAREMOS CON FUNDAMENTALISTAS ENERGÚMENOS"

A pesar de todo ello, y en el caso de que se les deniegue desarrollar la marcha, Vega ha anunciado que pedirá "explicaciones" pero acatarán la decisión y no buscarán la confrontación. "No es el camino. Tampoco vamos a terminar enfrentándonos con un grupo de fundamentalistas energúmenos", ha manifestado.

Asimismo, ha señalado que la petición se ha desarrollado "legalmente". "Me hace mucha gracia una cosa tan sencilla, ¡lo que levanta!", ha apuntado, recordando la polémica de los anuncios ateos en los autobuses hace dos años. "Ya organizaron una buena con el 'autobús ateo'. Solamente en Barcelona y Madrid se permitió poner una cosa tan sencilla, que ni siquiera es ofensiva", ha proseguido.

Y es que ante las complicaciones que está resultando la aprobación para la 'procesión atea', Vega ha considerado que se está buscando argumentos para su prohibición. "Acabamos con el fascismo, pero no con el franquismo. Está ahí, y cuando llega el momento, se enfrentan con aquellos que piensan diferente", ha considerado.

"PROCESIÓN ALEGRE, DIVERTIDA Y CRÍTICA"

La procesión, para la cual se han propuesto tres posibles itinerarios, marcharía el día 21, Jueves Santo, desde la plaza del Metro de Antón Martín hasta la plaza de Lavapiés de Madrid. Entre los convocantes, además de Amal, está la asamblea vecinal La Playa de Lavapiés --a la que Vega señala como "principal promotor" de la iniciativa-- y diversas organizadoras ateas y librepensadoras.

El objetivo es organizar una "marcha festiva", lejos de las "caras tristes y sufridoras que caracterizan las procesiones católicas". "Vamos a hacer una procesión alegre, divertida y crítica a la institución, no con los dogmas y ritos católicos", ha explicado Vega.

En la página de Amal se remite a la celebración de la "fiesta de la Primavera" a través de una "procesión lúdica y critica con la Iglesia Católica. "Se tratará de una actividad, en parte reivindicativa y en parte lúdica: será una intervención en el espacio público para poner de relieve la 'hipocresía social y moral que representa la Semana Santa católica', concluyen.