España

El Centro La Orden estudia si el cerezo y el albaricoquero pueden cultivarse en las Vegas Bajas del Guadiana

El Centro La Orden-Valdesequera ha dado a conocer este miércoles los resultados preliminares de dos proyectos llevados a cabo por investigadores del departamento de Hortofruticultura de este centro sobre el comportamiento del cerezo y del albaricoquero en las condiciones de clima y suelo de las Vegas Bajas del Guadiana.

MÉRIDA, 18 (EUROPA PRESS)

En ambos casos, el objetivo ha sido estudiar cómo afectan las condiciones edafo-climáticas de las Vegas Bajas del Guadiana a estas especies para determinar si pueden cultivarse en esta zona de Extremadura, en la que predominan otros frutales como el melocotonero, la nectarina, el ciruelo y, en menor medida, el peral.

Para ello, los investigadores han tenido en cuenta parámetros como las fechas medias de floración y maduración, la producción, el peso medio, la firmeza y su sensibilidad frente a plagas y enfermedades. según ha informado en nota de prensa la Junta de Extremadura, administración de la que depende el Centro La Orden.

En lo que respecta al cerezo, el citado centro trabaja desde el año 2007 en un ensayo de comportamiento varietal con siete variedades interesantes para las Vegas del Guadiana, con diferentes fechas de maduración, tanto tempranas como medias y tardías, que está financiado por la Junta de Extremadura.

En el caso del albaricoquero, este proyecto de investigación, trabaja con 37 variedades introducidas en los años 2006, 2007 y 2011. Se trata de variedades tradicionales españolas, americanas y otras obtenidas en programas de mejora nacionales. Está financiado conjuntamente por la Junta de Extremadura y el Fondo Europeo de Desarrollo Rural (Feder).

Por tanto, se ha comprobado que las especies ensayadas de cerezo y albaricoquero vegetan con normalidad en esta zona, es decir, se adaptan bien a las temperaturas, a las condiciones de pluviometría, necesidades en horas-frío, etcétera.

El principal problema con el que se han encontrado los investigadores son las altas temperaturas, que en el caso del cerezo pueden afectar a la floración. Por ello, este trabajo se ha centrado, sobre todo, en variedades de floración muy temprana para evitar las altas temperaturas, ya que pueden ser su principal "factor limitante".

También en el caso del albaricoquero ha surgido algún problema en épocas de fuerte calor, ya que la hoja se ha visto afectada por las altas temperaturas. Sin embargo, esto no ha tenido ninguna repercusión clara en la producción, con lo cual "es posible pensar" que puede continuar subsistiendo en las Vegas Bajas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin