España

Greenpeace pide la creación y protección de un santuario del atún rojo en el sur de Baleares

Ecologistas exigen un control "férreo" de los sistemas de captura del atún rojo y cerrar las pesquerías de cerco

PALMA DE MALLORCA/MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Greenpeace ha pedido crear y proteger un santuario del atún rojo en el sur de Baleares, más allá de las doce millas, porque esta área es una zona de desove del atún rojo. Según ha indicado la responsable de Océanos de esta entidad, Celia Ojeda, este espacio es el "más explotado por los barcos pesqueros españoles que pescan atún rojo", y, además, "la flota española de Tarragona ya ha salido a pescar en el sur de Baleares".

Precisamente, representantes de organizaciones ecologistas han reclamado este miércoles un control "férreo" de los sistemas de captura, engorde, exportación e importación del atún rojo y cerrar las pesquerías de cerco hasta que la especie se recupere, así como controlar la sobrepesca de la pesquería industrial en las granjas de engorde.

Con motivo del inicio el pasado domingo de la temporada de pesca con redes de cerco en el Mediterráneo y en declaraciones a Europa Press, la responsable de Pesca en Europa de Oceana, María José Cornax ha abogado por seguir las medidas actuales. Es decir, que los mercados destinatarios de estas capturas "se tomen en serio de una vez por todas" las exigencias respecto a la transabilidad del producto y que países como Japón y EE.UU. cierren sus fronteras a la pesca ilegal.

Así, ha solicitado estos países no acepten ningún pescado que no esté documentado "apropiadamente" y que haya un sistema de documentado de capturas que permita trazar la trayectoria que ha seguido el atún desde el origen hasta el destino, como su paso por las granjas de engorde.

Asimismo, el responsable de Pesca de WWF España, Raúl García, ha pedido "específicamente" que la pesquería industrial se cierre y permitir sólo la pesquería artesanal porque en España supone más del 90 por ciento del empleo".

Por su parte, el Pew Environment Group ha recordado que, según un informe elaborado en 2010 por periodistas de investigación independiente, este mercado negro del atún rojo se valoró entre 1997 y 2008 en más de cuatro mil millones de dólares. También ha precisado que el Comité Internacional para la Conservación del Atún Rojo Atlántico (CICAA) aprobó una cuota de 11.400 toneladas de cara a 2011 para todos los países con pesquerías en el Atlántico este y el Mar Mediterráneo

PROBLEMAS EN AGUAS LIBIAS

Las representantes de Oceana y Greenpeace también han destacado los problemas que existen en las aguas libias debido a que la Comisión de Internacional para la Conservación del Atún Rojo Atlántico (CICAA) no ha aprobado los planes de pesca libios.

A pesar de esto, según ha denunciado Ojeda, barcos malteses y franceses tienen la posibilidad de pescar en aguas libias. "Dada la situación de este país, esto implica que no va a haber control y que muchísimas de estas capturas acaben en las granjas de atún rojo", ha lamentado.

Además, el responsable de Greenpeace ha criticado que Libia había asegurado que no se iba a permitir la pesca en sus aguas dadas las circunstancias del país, "pero la sorpresa es que a última hora sí se va a permitir". "Esto afecta totalmente a la flota europea porque los barcos de bandera libia están operados por empresas europeas y porque también hay barcos de bandera francesa y malta que operan de forma conjunta", ha explicado García.

Finalmente, Ojeda y Cornax han advertido de que el atún rojo es una especie que se encuentra "en situación de colapso", dejando a un lado el problema libio y, según ha apuntado María José Cornax, aunque se ha avanzado sustancialmente en los últimos años en lo relativo al control y mejora de la gestión, "todavía queda mucho por hacer porque existe mucha pesca ilegal".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin