España

Condenado el SERMAS a indemnizar medio millón de euros a una joven por confundir un tumor cerebral con migrañas

"Quería cerrar este capítulo de mi vida, pero no será así porque la Comunidad ha recurrido", dice la víctima

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha condenado al Servicio Madrileño de Salud de la Consejería de Sanidad a indemnizar con casi medio millón de euros a una joven por un retraso de diagnóstico al confundir un tumor cerebral con migrañas.

En una sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, la Sección Octava de la Sala de lo Contencioso-Administrativo estima de forma parcial el recurso interpuesto por la familia, representada por la Asociación El Defensor del Paciente, contra la desestimación de reclamación patrimonial.

De este modo, los magistrados declaran la responsabilidad de la Administración regional en este retraso y condena a la Comunidad de Madrid a pagar 437.529, 69 euros por las secuelas derivadas de este retraso "injustificado".

En una rueda de prensa, la presidenta de la asociación, Carmen Flores, ha denunciado que no se trató de un error de unos médicos, sino del "sistema sanitario madrileño". Además, ha cargado contra la Comunidad de Madrid con motivo del recurso interpuesto contra esta resolución y ha recalcado que se trata de "una de las barbaridades más de la Sanidad madrileña".

Al lado de Flores se sentencia Silvia, la víctima, junto a su madre y el abogado de la asociación. "Es una sentencia absolutamente justa. LLevaba años yendo al hospital y no hicieron nada. Cuando lo hicieron ya era tarde. Se podría haber evitado", ha subrayado la joven, que ha señalado que no podrá cerrar este capítulo de su vida porque la Comunidad ha recurrido la resolución.

"Pasé de una vida normal a tener que depender siempre de alguien. No puedo hacer nada sola. Dejé de estudiar, aunque quizá lo retome cuando esté mejor", ha indicado.

Según la sentencia, la víctima padecía una larga historia desde edad infantil de cefaleas que durante años fueron tratadas con fármacos relacionados con las migrañas. Con 16 años, la chica comenzó a padecer dolores cervicales, mareos, vértigos y caidas bruscas, entre otros síntomas.

Durante tres años, la joven acudió al hospital sin que le hicieran prueba alguna y sin que le observara un neurólogo. Finalmente, el 15 de agosto de 2007 ingresó en urgencia y por insistencia de su madre se le practicó un TAC, con un diagnóstico de tumoración cerebral de fosa posterior.

La chica presenta actualmente graves alteraciones clínicas en el habla, la deglución, la motilidad ocular y facial. Se encuentra en rehabilitación, pues tiene un grado de minusvalía de un 85 por ciento.

La sentencia concluye que se trata de "una pérdida de oportunidad" y añade que "el retraso fue importante", ya que "los indicios de tumos ya se podían apreciar años antes de su diagnóstico.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin