España

La Xunta compromete apoyo al dique flotante para Navantia, pero insta a empresa y SEPI a "tomar la iniciativa"

Miles de trabajadores del naval se manifiestan de nuevo en Ferrol para pedir carga de trabajo y "compromisos" y "no declaraciones"

Miles de trabajadores del naval se manifiestan de nuevo en Ferrol para pedir carga de trabajo y "compromisos" y "no declaraciones"

FERROL, 19 (EUROPA PRESS)

El conselleiro de Industria, Javier Guerra, anunció al alcalde de Ferrol y a los representantes sindicales de Navantia, en una reunión mantenida este miércoles en la ciudad, que la Xunta apoyará "subsidiariamente" y "en la medida de sus posibilidades" la construcción del dique flotante que generaría carga de trabajo en reparación de grandes buques, pero matizó que son la empresa y la SEPI "los que tienen que tomar la iniciativa".

Javier Guerra acudió a Ferrol a la reunión convocada por el alcalde, José Manuel Rey Varela, para abordar la viabilidad de la construcción del dique flotante y en la que participaron representantes sindicales del Comité de Empresa de Navantia. No acudió el consejero delegado de la compañía, que rechazó previamente la invitación.

En coincidencia con el encuentro, más de 3.000 trabajadores de la plantilla principal de la empresa y de compañías auxiliares se manifestaron en Ferrol, desde la puerta de Navantia en el municipio hasta el Ayuntamiento, para demandar "carga de trabajo" y la construcción del dique flotante. Los sindicatos lamentaron que la reunión de este miércoles se produzca tras ser convocada por el regidor ferrolano y no como respuesta a la solicitud que los trabajadores realizaron ya el 22 de junio.

En el encuentro, el conselleiro de Industria entregó un estudio de viabilidad económica y un estudio técnico --elaborado por el Colegio de Ingenieros Navales y Oceánicos-- que analizan las posibilidades de construcción del dique. Según se recoge en estos informes, su coste ascendería a 127 millones de euros, generaría cerca de 600 empleos en el área de reparaciones y "podría ser rentable".

Los informes, que Guerra aseguró que la Xunta de Galicia encargó ya hace varios meses, serán ahora remitidos al Gobierno central y también a Navantia, para que la empresa, "de una vez por todas, se comprometa y eche adelante esta iniciativa".

ANÁLISIS SERIO

Guerra explicó que, tras un análisis "serio, silencioso y profesional", desde la Xunta de Galicia se entiende que el dique flotante "es una oportunidad para la comarca de Ferrol, para Navantia" y por este motivo, el gobierno autonómico se compromete a apoyar su construcción, con un "carácter subsidiario", pero siempre que la compañía "tome la iniciativa".

"La Xunta se compromete en la medida que pueda y le corresponda desde el punto de vista económico, pero el primero que tiene que tomar la iniciativa es Navantia", añadió Guerra, que recordó que se trata de un astillero público de titularidad estatal. El titular de Industria puntualizó que Navantia se tiene que "tomar este tema en serio" y que la Xunta le demostrará que "puede llegar a ser rentable".

No obstante, rechazó hablar de cifras concretas de financiación, sobre todo en la actual "época preelectoral", porque "no sería serio", en referencia a la afirmación de Miguel Cortizo, cuando todavía era delegado del Gobierno en Galicia, de que Navantia asumiría el 50% del coste si la Xunta se hacía cargo de la parte restante.

A la reunión celebrada este miércoles también había sido invitado el consejero delegado de Navantia, Luis Cacho, que rechazó acudir. El regidor ferrolano, José Manuel Rey Varela, no quiso opinar sobre esta negativa, que ya será "valorada por los ciudadanos", pero celebró la presencia de Javier Guerra, que acudió a Ferrol "a dar la cara" y a "poner datos sobre la mesa" del sector naval de la comarca.

MALESTAR DE ALCALDES

El alcalde, en cambio, recibió las críticas de los regidores de Ares, Mugardos y Narón, del PSOE, el BNG y Terra Galega, a los que pidió su apoyo en el marco de la Mancomunidad, para reclamar la construcción del dique flotante, pero a los que no invitó a la reunión celebrada con Guerra y los sindicatos, pese a estar presentes en la casa consistorial.

Fuentes socialistas también lamentaron que no hubiese sido invitado José Manuel Pose, el actual delegado del Gobierno, que este martes solicitó al alcalde una reunión para analizar el futuro del sector naval.

TRABAJADORES

Al término del encuentro, el presidente del Comité de Empresa de Navantia Ferrol, Fernando Sinde (CC.OO.), insistió en que el dique flotante, a corto plazo, generaría 800 puestos de empleo en su construcción, y 600 en reparaciones. Permitiría reparar barcos de mayores dimensiones que en la actualidad, al contar con 380 metros de eslora y 65 de manga.

"Es el futuro de Navantia, porque ahora hemos desplazado barcos a otros astilleros de Europa porque no tenemos capacidad suficiente", indicó Sinde.

En cuanto a la reunión con Javier Guerra, los trabajadores puntualizaron que el compromiso de la Xunta y su anuncio de que apoyará subsidiariamente la construcción del dique será creíble cuando "el Gobierno central, la SEPI y la Xunta se pongan de acuerdo y digan qué fecha se empezará a construir" esta infraestructura. "Seguiremos con nuestras reivindicaciones hasta que veamos una documentación fiable que permita decir a los trabajadores que el dique se puede hacer", concluyó.

DATOS DE NAVANTIA

Navantia cuenta en Ferrol y Fene con 2.400 empleos directos. Las compañías auxiliares que trabajan en sus instalaciones suman casi 4.000, pero del naval dependen, según cifras oficiales, casi 17.000 trabajadores de la comarca.

La actividad pivota sobre Navantia, que firmó su último contrato hace cuatro años con Australia. El segundo de los buques anfibios encargados, basados en el megabuque español "Juan Carlos I", se finalizará hacia 2013, pero la reducción de carga de trabajo según se acaban los encargos existentes ya está provocando "un goteo" de puestos de empleo en las empresas auxiliares.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin