Buscar

El afectado por la vaquería ilegal de Fuente Palmera espera que el cierre se produzca "ya" en marzo

22/01/2012 - 11:22

Anuncia que hay una autorización judicial para retirar el ganado, actuación que se coordinará con el apoyo de dos delegaciones de la Junta

FUENTE PALMERA (CÓRDOBA), 22 (EUROPA PRESS)

Francisco Adame, vecino de Fuente Palmera (Córdoba) afectado por la existencia de una vaquería ilegal junto a su casa, cuyo cierre estaba previsto para el 1 de septiembre de 2011 tras acuerdo plenario, espera que la clausura definitiva de la misma se produzca "ya" en el mes de marzo, tras una "lucha" que se remonta a 1992 y que confía que culmine en el "desmantelamiento" de la instalación por orden del juez.

Así lo ha manifestado a Europa Press el afectado, después de que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Córdoba haya dictado a principios de enero la autorización judicial de entrada en la vaquería y que se acometa la retirada del ganado antes de que finalice el mes de marzo, después de que dicha autorización fuera solicitada con el beneplácito del Pleno de septiembre del Ayuntamiento colono.

No obstante, dicha orden se tratará en el Pleno municipal, así como la iniciativa de coordinar la actuación de retirada de la ganadería entre el gobierno municipal y las delegaciones provinciales de Medio Ambiente y Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, según comenta Adame, tras acordarlo en una reunión con el secretario general del PSOE de Córdoba, Juan Pablo Durán.

Entretanto, el afectado lamenta que en a finales de diciembre el ganadero "ha ampliado la balsa", todo ello pese a que ha sido condenado a una pena de siete meses de prisión por el Juzgado de lo Penal por un delito de desobediencia grave a la autoridad cometido al no cumplir en el 2009 la orden del Ayuntamiento para que cerrara la explotación, declarada ilegal por una sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de julio de 2009.

Al respecto, Adame admite que la pena de cárcel "no se acometerá", de modo que espera que "ésta le sirva para resolver de una vez por todas los problemas con la Justicia", confiesa. Es por esto que considera "lógico" que "algún día debe haber Justicia ante las atrocidades que llevo padecidas", motivo por el que aboga por "el entendimiento" con el Consistorio de Fuente Palmera, aunque "sin plazos largos", para el "desmantelamiento" de la actividad "de una vez", puesto que cree que es "la solución más beneficiosa" para el vaquero.

A su juicio, "hay muchas formas en las cuales todos podemos salir beneficiados", aunque advierte que "para ello ha de haber voluntad" del dueño de la vaquería para que "se cumpla". Y es que, según informa, "existen más vistas por este tema y lo peligroso de esto es que puedan acumularse culpabilidades hacia el mismo". Por ello, insiste en el "entendimiento" y hace "un llamamiento con el único fin de ser beneficiado todo un pueblo en definitiva".

EL PROCESO

Cabe recordar que la Fiscalía de Córdoba solicitó en noviembre a Francisco Adame una serie de documentos sobre la salubridad sanitaria de la vaquería desde el año 2000 a la actualidad. Concretamente "unos informes sobre la salubridad que han realizado veterinarios del Distrito Sanitario del Guadalquivir". Un requerimiento que atribuyó a la denuncia que puso él en Fiscalía el día 13 de septiembre de 2011.

El Pleno local de septiembre aprobó, con el voto favorable de IU y PSOE, "dejar sin efecto el convenio entre el Ayuntamiento y el vaquero para el cese de la actividad de explotación ganadera desarrollada en un inmueble sin la preceptiva licencia municipal de actividad"; además de "designar a una abogada para la presentación ante el Órgano Jurisdiccional competente de la solicitud de autorización judicial de entrada en la finca, con el objeto de proceder a la ejecución subsidiaria de la orden de suspensión de la actividad", algo que aún no se ha producido.

Como tampoco se ha llevado a cabo la orden aprobada en el Pleno de julio para designar el día 1 de septiembre que los servicios municipales competentes ejecutaran la suspensión de la actividad de la vaquería; al tiempo que se desestimó la solicitud del vaquero para una ampliación del plazo de cierre contenido en el convenio con el Ayuntamiento y que expiró el 30 de junio.

En su protesta por el "incumplimiento" del vaquero y la administración de la sentencia del TSJA de 2009, Francisco Adame se ha manifestado ante las puertas de la Fiscalía cordobesa y se ha encerrado en el Consistorio de Fuente Palmera en varias ocasiones. Además, presentó una denuncia ante la Guardia Civil porque el 30 de junio de 2011 expiraba el plazo de cierre establecido en un acuerdo entre el Ayuntamiento y el vaquero, e igualmente no se produjo.

Desde el verano de 1992, Francisco Adame relata que ha tenido que soportar junto a su familia, durante muchos años, "los daños y perjuicios que suponen tener una explotación ganadera ilegal" junto a su vivienda, situación que "ha sido tolerada por el Ayuntamiento", convirtiéndose de ese modo en "corresponsable".