Buscar

García Burillo aboga por custodiar el patrimonio eclesiástico en sitios más seguros, aunque supone cambiar de mentalidad

30/01/2012 - 14:02

El obispo de Ávila y presidente de la comisión de la Conferencia Episcopal que se encarga de Patrimonio Cultural, Jesús García Burillo, ha abogado por custodiar el patrimonio eclesiástico en otros lugares donde estuviera más seguro y mejor conservado, tendencia hacia la que considera que hay que ir aunque sea "difícil" porque supone un cambio de "mentalidad" de los fieles.

VALLADOLID, 30 (EUROPA PRESS)

García Burillo ha participado en una reunión del grupo de trabajo de seguridad de la Comisión Mixta Junta de Castilla y León-Diócesis de la Comunidad, junto a la consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, en la que se han abordado diferentes cuestiones sobre la seguridad de los bienes de la Iglesia.

En este contexto, el obispo de Ávila ha explicado que "hay que entender" que una imagen, virgen o retablo estará mejor conservado y más seguro en un museo diocesano o provincial que si está en una iglesia, aunque ha reconocido que esto supondría un trabajo "complicado" porque primero habría que cambiar de "mentalidad".

García Burillo ha añadido que "quizá sería conveniente" tener "una especie de catecismo" para el patrimonio en la que se recogiera la necesidad de una suficiente seguridad, medidas y actitudes a tener o, igual que en muchos sacramentos, un "directorio" para este tema, algo que es posible que se planteen.

Además, ha incidido en que es difícil concienciar a la gente "sencilla" de los pueblos, que ha puesto su fe, su esperanza y su devoción en ese patrimonio, pero cree que hay que "tender hacia eso" para evitar cuestiones como el robo ocurrido en el Santuario de La Fuencisla, en Segovia.

Precisamente lo que se refiere a seguridad es uno de los asuntos que se han abordado en el marco de la reunión, tras la que el obispo de Ávila ha destacado que el funcionamiento de la colaboración entre la Junta y la Diócesis funciona "más que correctamente" y ha añadido que cuando ocurren acontecimientos como el de Segovia, que afectan a la sensibilidad social, y es necesario actuar, se demuestra una colaboración y comunicación "efectiva".

García Burillo considera que el patrimonio eclesiástico está suficientemente atendido para su normal funcionamiento, pero cree que ante la inseguridad creciente se estudian proyectos para ampliar medidas de seguridad, una cuestión que estará presente a través de ponencias en las cinco jornadas nacionales que la Iglesia abordará sobre patrimonio.

MÁS MEDIDAS DE SEGURIDAD

Entre las nuevas acciones propuestas por la Consejería de Cultura y Turismo para un plan de medidas a corto plazo, la Junta ha acordado con las diócesis avanzar en las medidas de protección y seguridad de los Bienes de Interés Cultural (BIC) de su titularidad (más de 600 de los 1.800 repartidos por la Comunidad).

Eso implicará la supervisión de forma inmediata de las medidas de protección y seguridad actuales en esos BIC, con especial incidencia en aquellos que, por su especial configuración o por su peculiar ubicación geográfica, así lo requieran. A esto habrá que añadir la posterior aplicación de medidas, de acuerdo con las indicaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Además, se ha acordado trasladar a la Conferencia Episcopal Española que se dirija a la Secretaría de Estado de Cultura para que, en el marco del Consejo de Patrimonio Histórico español y en conjunción con los representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las Administraciones autonómicas, celebre una sesión conjunta monográfica sobre seguridad frente al expolio en los bienes de titularidad de la Iglesia.

Alicia García ha señalado que también se ha acordado con las diócesis la participación activa de sus delegados en Patrimonio en la confección del plan específico dedicado a la protección del patrimonio dentro del Plan de Intervención que será aprobado en 2013. García ha anunciado que esta colaboración con las diócesis ya viene produciéndose a través de los planes territoriales que la Junta lleva a cabo en relación al Románico de Castilla y León.

En ellos se investigan y desarrolla nuevos procedimientos de seguridad mediante la aplicación de tecnologías avanzadas de monitorización y control a distancia. Los resultados de estas investigaciones serán trasladados también al nuevo Plan de Intervención, en el que las nuevas tecnologías van a cumplir un papel muy importante.

Asimismo, la consejera de Cultura y Turismo ha trasladado a las diócesis de Castilla y León algunas de las acciones ya acordadas con la Delegación del Gobierno el pasado viernes y en las que ha pedido también la colaboración y la implicación de la Iglesia. En este sentido, ha comunicado que se establecerán comités territoriales de seguridad de carácter tripartito en los que participarán la Junta, las subdelegaciones del Gobierno de cada provincia y las diócesis de Castilla y León.

Además, la consejera les ha informado de que se ha convenido la celebración de jornadas de sensibilización y formación en la seguridad impartidas por personal de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, dirigidas a los titulares y gestores inmediatos de los templos, entre ellos, a los párrocos, titulares de cofradías, etcétera.

En la reunión también se han analizado los buenos resultados que el plan de protección del Plan PAHIS ha mostrado sobre estos bienes: el convenio llevado a cabo con la Delegación del Gobierno, unido a los convenios específicos con diversas diócesis para la instalación de alarmas o medidas de protección en templos ubicados en el medio rural -se instalaron 332 sistemas en los últimos tres años- no han sido ajenos a la contención de los hechos delictivos contra el patrimonio.