España

PP defiende políticas de igualdad y contra violencia de género del Gobierno y pide el cambio en Andalucía

Los 'populares' apuestan por terminar con la desigualdad con iniciativas "de verdad, no las que se quedan en anuncios y titulares"

MÁLAGA, 17 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, ha defendido este sábado en Málaga las políticas de igualdad y contra la violencia de género que está desarrollando el Gobierno central y ha pedido un cambio en Andalucía, al asegurar que "son ya 32 años de gobierno del PSOE y billones de pesetas de fondos europeos administrados por gobiernos socialistas en Andalucía para no conseguir los objetivos que los andaluces nos habíamos propuesto".

Moreno, que ha participado este sábado en un acto sobre igualdad junto a la candidata número uno del PP por Málaga, Esperanza Oña, y el presidente provincial del partido, Elías Bendodo, ha lamentado el "fracaso" de las políticas socialistas en esta materia. "Tanto montar un Ministerio de Igualdad y desmontar el ministerio, tanta propaganda, tanta publicidad y tanta demagogia, al final no ha resuelto el objetivo fundamental".

Ha asegurado que la discriminación de género "no sólo es rechazable desde el punto de vista moral, sino que es un mal negocio en términos económicos" y ha apuntado que existe "una correlación directa entre competitividad y productividad e igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres", citando a países como Noruega o Finlandia, que tienen "mejores cuotas de igualdad" y son "más prósperos".

"España no puede permitirse el lujo de desperdiciar el 50 por ciento del talento de su población, que sois las mujeres", ha asegurado Moreno, quien ha señalado que "hablar de solución de la crisis significa sin lugar a duda incorporar a ese 50 por ciento de la población". Ha dicho que el Gobierno central está "claramente comprometido con fortalecer la igualdad de oportunidades", a través de cinco ejes.

Entre ellos, ha considerado "fundamental" fomentar el empleo, citando la Ley de Emprendedores y el apartado exclusivo que se dedicará a las mujeres. También ha destacado la "lucha contra la brecha salarial" y el plan especial "para que no exista discriminación entre hombres y mujeres", con el que "vamos a identificar donde está el problema y conjuntamente con el Ministerio de Empleo trabajar para que la Inspección esté pendiente de que no ocurra esto".

Asimismo, ha aludido a la estrategia nacional de racionalización de horarios, pero "para el conjunto de la familia, hombres y mujeres" y al apoyo de la igualdad en las empresas. No obstante, ha considerado que estos cambios normativos "no son suficientes", apostando por "un cambio cultural en el otro 50 por ciento de la población, en los hombres, que no estamos concienciados en que la batalla por los derechos de las mujeres también es nuestra batalla".

Moreno ha asegurado que el Gobierno de Mariano Rajoy "no tiene complejos", poniendo como ejemplo que el presidente "ha mantenido en exclusiva todos los recursos en política de igualdad" y ha nombrado "por primera vez en la historia" a un hombre --él-- al frente de la Secretaría de Estado, porque "también hay que incidir en el ámbito de los hombres", instando a "implicarlos" en las asociaciones y organizaciones dedicadas a la materia.

Respecto a la violencia de género, ha asegurado que el Gobierno ha tomado "como una razón de Estado" luchar contra este problema que "no es de un partido político, ni siquiera de un solo gobierno, sino que atañe al conjunto de la sociedad". Así, ha reiterado que se doblarán las unidades de violencia de género, dependientes de las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno.

También ha dicho que "redoblaremos los esfuerzos de recursos humanos y económicos, vamos a coordinarnos mejor con la Fiscalía y los jueces y mejorar la asistencia en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", aunque ha apuntado que esto "no servirá para nada, si hay un silencio por parte de las mujeres" que son víctimas de la violencia de género y de su entorno.

De cara al próximo 25 de marzo, día en el que, ha dicho, "nos jugamos muchísimo y tenemos una enorme oportunidad de cambio", el secretario de Estado ha pedido que "nos ayudéis a ayudaros, nos ayudéis a cambiar la realidad social, política y económica que vivimos en Andalucía desde hace muchos años, demasiados", destacando la valía del candidato 'popular' a la Presidencia de la Junta, Javier Arenas, y la candidata por Málaga, Esperanza Oña.

POLÍTICAS "DE VERDAD"

Bendodo, por su parte, ha indicado que espera que en el futuro este tipo de actos no sean necesarios y ha deseado que "pronto la igualdad entre hombres y mujeres sea tan real y efectiva que ni siquiera haya que hablar de ello". No obstante, para conseguirlo, ha apostado por avanzar con medidas "concretas y certeras", en contra de la "lista de propuestas socialistas vacías que hemos visto en los últimos años que sólo suponían promoción de cara a la galería".

Para el dirigente 'popular', "este no es el modelo que quiere el Partido Popular ni para Málaga ni para Andalucía" y ha insistido en que desde las administraciones que el PP ya gobierna se están impulsando políticas de igualdad "de las de verdad, no las que se quedan en anuncios y titulares". Sobre la violencia de género, ha lamentado que en la pasada legislatura no se aplicase la ley "en el grado necesario a la intensidad con la que esta lacra golpea a Andalucía".

Finalmente, la candidata número uno del PP de Málaga al Parlamento andaluz, Esperanza Oña, ha lamentado que en la sociedad española "aún queden hombres que piensen que la mujer es de su propiedad". Además, ha subrayado que la violencia de género es "un problema tremendo", que se repite "año tras año", aunque "la sociedad no lo considera un problema tan importante", apuntando, por ejemplo, que "ante el terrorismo hay más o menos unión entre todas las personas y ante la violencia de género no hay unión entre todas las personas".

Para Oña, la violencia de género es "resultado de la desigualdad, de la injusticia, de los privilegios masculinos, de creerse en la posesión de la verdad", añadiendo que "nosotras también somos muy responsables del tipo de educación que damos a nuestros hijos y del tipo de pareja que consentimos tener". "El día que no consintamos ni un solo abuso de nuestro compañero, llega la igualdad entre hombres y mujeres", ha apostillado.

"Si no resolvemos la base del problema, que es la discriminación, no se resuelve la violencia de género", ha insistido y ha apuntado que las mujeres "ya conciliamos" vida laboral y familiar, criticando que "eso no se pregunte a los hombres". Así, ha pedido conseguir una sociedad "más equilibrada, desarrollada y justa", algo que se consigue, ha opinado, "si todos somos iguales".

Por último, ha pedido a los asistentes el compromiso de convencer de cara al próximo 25 de marzo, día de las elecciones andaluzas, "a una persona que no pensaba votar al PP".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin