España

El profesor Borstel cree "crucial" para las renovables el problema del almacenamiento de energía eléctrica

Considera "urgente" garantizar el suministro de energía a una población creciente y en un entorno en el que la energía nuclear va en retroceso

VALLADOLID, 18 (EUROPA PRESS)

El profesor de Física Teórica en la Facultad de Física de la Universidad de Osnabruck (Alemania), Gunnar Borstel, ha considerado este miércoles "absolutamente crucial" para las energías renovables volátiles el poder solventar el problema del almacenamiento de la energía eléctrica.

Borstel, quien ha sido investido hoy como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Valladolid, ha defendido la "importancia capital" de la Física Molecular y de Materia Condensada a la hora, por ejemplo, de implantar técnicas solares a coste "aceptable" y en cualquier parte del mundo.

Durante su discurso tras la ceremonia de investidura, en la que se le ha hecho entrega del birrete, el Libro de la Ciencia, el anillo y los guantes blancos, el físico alemán ha explicado que entre los problemas "urgentes" en el campo en el que ha desarollado su carrera figura el de encontrar el modo de procurar energía suficiente a una población mundial en crecimiento.

Tras reconocer que las soluciones en este sentido son "restringidas", ha destacado que la energía nuclear va en retroceso por el miedo a los accidentes y que las fuentes de energía sustentadas sobre el carbono, el petróleo y el gas natural son "muy problemáticas" por su perjuicio a la atmósfera en lo que a emisiones se refiere, a lo que ha sumado la necesidad de capturar y almacenar el CO2.

Borstel, entonces, ha asegurado que la luz solar, fuente originaria de renovables como la eólica, la solar, la hidroeléctrica y la biocombustible, puede resolver el problema de la energía "a gran escala" aunque las distintas condiciones climáticas existentes en los diferentes puntos de la tierra obligan almacenarla de manera "efectiva".

"El almacenamiento efectivo de la energía eléctrica es hoy día una tarrea con un coste prohibitivo", ha lamentado el nuevo doctor Honoris Causa, quien ha añadido, en referencia a los costes en el campo doméstico de la energía solar, que el problema del almacenamiento de energía eléctrica "es absolutamente crucial" para las renovables volátiles.

La importancia "capital", a su juicio, de la Física Molecular y de Materia Condensada, radica en disminuir el precio de las células solares y aumentar su eficiencia así como en crear nuevos diseños de almacenamiento de larga vida.

INVESTIGACIÓN, TRABAJO Y VERSATILIDAD

Por su parte el rector de la Universidad de Valladolid, Marcos Sacristán, ha puesto de manifiesto que el perfil científico y humano del profesor reúne rasgos por los que deben "guiarse" las personas que trabajan en la universidad si quieren que estas instituciones "aumenten su peso e importancia en el mundo".

El primero de los rasgos se centra, a su juicio, en la importancia otorgada a la investigación y el trabajo "constante" realizado por Borstel a lo largo de su vida, mientras que el segundo se sustenta en la "versatilidad".

Actos como el celebrado este miércoles se traducen en el "enriquecimiento" del claustro universitario debido a la incorporación de un miembro de "particular relieve", según Sacristán, quien ha ensalzado el hecho de que Gunnar Borstel sea doctor por la universidad de Münster, que cuenta entre sus alumnos y profesores con galardonados con el Nobel y otras figuras como el papa Benedicto XVI.

El profesor Carlos Balbás Ruesgas, con quien el nuevo doctor Honoris Causa ha desarrollado dentro del área de Física Atómica, Nuclear y Molecular investigaciones de cooperación mutua en los ámbitos de la Física Teórica, ha actuado como padrino y, durante su laudatio, ha recordado el primer contacto de Borstel con la Universidad de Valladolid, que data de 1980.

Esta colaboración se ha traducido en el intercambio de 17 investigadores entre ambas instituciones y parte de la Mecánica Cuántica Aplicada, disciplina nueva de cuya aparición y consolidación fueron testigos los físicos de la generación de Borstel, que no es "un científico tópico encerrado en su torre de marfil".

"Sus prioridades en la ciencia siempre han unido los temas de vanguardia del conocimiento y su aplicación a la mejora de la vida de la tierra. La lección es que tarde o temprano todo conocimiento generado termina por aplicarse, pero que no hay que someter la generación de conocimiento a procedimientos industriales", ha destacado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin