España

El PSOE rechaza el modelo sanitario del PP, que "acaba con la sanidad pública, universal y gratuita"

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Santander ha rechazado el nuevo modelo sanitario emprendido por el Gobierno de España que, a su juicio, pretende acabar con la universalización de la sanidad y sustituirlo por un modelo de aseguramiento ligado a la seguridad social, "en el que quién no esté incluido tendrá que demostrar no disponer de ingresos suficientes para adquirir la condición de asegurado".

SANTANDER, 30 (EUROPA PRESS)

"Con este nuevo modelo, la sanidad deja de ser pública, universal y gratuita para todos los ciudadanos y se convierte en una sanidad solo para los asegurados y la beneficencia", han subrayado los socialistas en un comunicado.

Por ello, el PSOE ha presentado una moción para su debate y aprobación en el próximo Pleno en la que instan al Ayuntamiento de Santander a reclamar la derogación del Real Decreto Ley 16/2012, que "retrotrae al sistema sanitario a un modelo vigente en los años 70 y principios de los 80".

En este sentido, han criticado que, por primera vez, los pensionistas tengan que pagar por las medicinas que precisan y que las personas en activo paguen también, al menos, un 25% más de lo que pagaban hasta ahora, así como el nuevo pago por el transporte sanitario no urgente.

Han rechazado este cambio normativo, que califican como un "auténtico Decretazo, aprobado unilateralmente sin diálogo ni consenso", que "abre las puertas a nuevos copagos sanitarios". Los socialistas defienden que el sistema nacional de salud "puede ser sostenible sin realizar recortes en las prestaciones, sin mermar la calidad y sin implantar el copago sanitario".

En contraposición, destacan que entre 2010 y 2011, el Gobierno socialista adoptó, junto con las comunidades autónomas, un paquete de acciones que permitieron "rebajar de manera importante" los gastos sanitarios en ámbitos que "no afectaron ni a la calidad de las prestaciones ni los derechos de la ciudadanía".

Fueron, explican, medidas de control del gasto farmacéutico, medidas de gestión centralizada de compras, medidas de coordinación institucional y otras que permitieron "asegurar austeridad sin afectar derechos ni calidad".

Sin embargo, denuncian que el Gobierno de Mariano Rajoy ha generado una "enorme preocupación social" al afirmar que la sanidad española "no es sostenible" y plantear una reforma del Sistema Nacional de Salud que "ha tocado elementos esenciales". "Una sanidad pública de calidad es un bien irrenunciable y una política fundamental para la equidad y la cohesión", han concluido.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin