Buscar

El Ayuntamiento de Viladecavalls suspende las obras del gasoducto Martorell-Figueres

10/05/2012 - 19:32

El Ayuntamiento de Viladecavalls ha decretado la paralización de las obras del gasoducto Martorell-Figueres a su paso por el municipio tras detectar que se están efectuando trabajos sin autorización municipal en la zona del Camí Ral, según informa el consistorio.

VILADECAVALLS (BARCELONA), 10 (EUROPA PRESS)

La corporación asegura en un comunicado que la paralización responde a una modificación del proyecto inicial que no se ajusta al Plan Especial Urbanístico, por lo que ha solicitado la intervención del departamento de Medio Natural para verificar si las condiciones de ejecución de la infraestructura son "admisibles" y si se adaptan a la normativa de protección medioambiental.

El gobierno local, que ha puesto la medida en conocimiento de la empresa responsable del gasoducto, Enagás, tiene previsto mantener la paralización de las obras hasta que no se apruebe la modificación del Plan Especial Urbanístico.

EL GASODUCTO LLEGA A LOS PLENOS MUNICIPALES

La decisión llega tras la aprobación en los plenos municipales de Castellar del Vallès y Sabadell (Barcelona) de mociones que instan a Enagás y al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio a dar explicaciones sobre la construcción del gasoducto Martorell-Figueres, a pesar de no tener garantías de su conexión con la red francesa.

Dichas mociones también exigen la creación de una comisión mixta para la reposición de los terrenos afectados por esta infraestructura, que los grupos proponentes consideran "injustificable" por sus dimensiones si no tiene continuidad en la frontera.

La comisión deberá estar formada por el Ministerio de Industria, Enagás, la Generalitat, los ayuntamientos afectados por el trazado y representantes de la entidad ecologista Adenc y del Colegio de Geólogos.

Asimismo, varias entidades tienen prevista para el 18 de mayo una reunión con la subdirección de Evaluación Ambiental de la Generalitat para revisar la ejecución y el seguimiento de la obra, que una vez completados los tramos sur --en ejecución-- y norte, contará con 167,5 kilómetros que atraviesan las provincias de Barcelona y Girona con una tubería de 36 pulgadas de diámetro que transportará gas a 80 bares de presión.