Buscar

Las elecciones generales serán una prueba para el nacionalismo vascos

AFP
6/03/2008 - 20:38

Las elecciones legislativas del 9 de marzo próximo serán una verdadera prueba para los nacionalistas vascos tras el fracaso del "proceso de paz" con ETA, que reanudó sus atentados, y el rechazo del Gobierno central a un reeditado 'Plan Ibarretxe'.

El fracaso de las negociaciones entre el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y ETA, y la ruptura de la tregua de la organización separatista armada vasca en junio de 2007, disolvieron las esperanzas de muchos nacionalistas de lograr un debate pacífico sobre "el conflicto vasco".

"No soy nada optimista", confiesa Mikel Basabe, consejero del partido independentista Aralar, una escisión de Batasuna.

"Estaba seguro de que la tregua, el proceso de paz iba a ser el definitivo, no ha podido ser", lamenta Basabe.

El fin del cese el fuego permanente que ETA había declarado en marzo de 2006, vino acompañado por un endurecimiento de la justicia española sobre Batasuna, ilegalizada desde marzo de 2003: su cúpula está en la cárcel y los dos partidos independentistas a ella vinculados, Acción Nacionalista Vasca (ANV) y el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) fueron apartados del actual proceso electoral.

Ante ese panorama, el movimiento independentista radical llamó a su electorado a "abstenerse" como un "gesto de rebeldía" frente a un "Estado (español) fascista y opresor".

"Cuando un país en Europa, Kosovo, ha ejercido el derecho a la autodeterminación, aquí se ha decidido el camino contrario. Estamos en los peores momento del franquismo", afirma fulminante Miren Nekane Erauskin, diputada del PCTV en el Parlamento regional vasco con sede en Vitoria.

El conjunto de los partidos nacionalistas han condenado que la "izquierda abertzale" (radical) haya sido apartada de las elecciones, aún si todos se distancian del radicalismo de Batasuna y de la violencia de ETA.

"Es contraproducente", critica Aralar. "Lo único que se consigue con estas medidas es que la izquierda abertzale se enroque en sus planteamientos, se encierre en posiciones de resistencia (...) y se retrasa sine die cualquier posibilidad de cambio de discurso", explica Basabe.

Aralar, que en las legislativas de 2004 obtuvo en el País Vasco el 3,13% de los votos, no espera que la ilegalización de Batasuna -que en las elecciones legislativas de 1996, las últimas en las que se presentó, obtuvo el 12,47% de los votos-, le favorezca en cantidad de votos.

"Desde su ilegalización, Batasuna se muestra muy activa para mantener y cohesionar su núcleo de votos", tratando de empañar la imagen de sus adversarios más directos, es decir los otros partidos nacionalistas, explica Florencio Domínguez, redactor en jefe de la agencia de prensa Vasco Press.

El Partido Nacionalista Vasco (PNV), en el poder en el País Vasco desde 1980, cuyo objetivo en estas elecciones es conservar los siete diputados que tiene en la Cámara Baja central (34,19% de los votos en las elecciones de 2004), el análisis es comparable.

"Las ilegalizaciones (...) traen más problema que soluciones", afirma el presidente del PNV, Iñigo Urkullu.

Y "sirven de excusa para el victimismo de ETA y el victimismo de Batasuna", añade antes de asegurar que no espera ningún apoyo electoral "del mundo de Batasuna", a pesar del plan que en octubre pasado volvió a poner sobre la mesa el lehendakari, Juan José Ibarretxe, que en octubre lanzó una 'hoja de ruta' que propone una consulta popular para octubre de 2008 y reivindica el derecho de los vascos a la autodeterminación.

El 'Plan Ibarretxe', propuesta de corte soberanista que las Cortes Generales rechazaron masivamente en febrero de 2005, propone una libre asociación del País Vasco al Estado español y amplía la autonomía de esa región del norte de España.

No obstante, el PNV tiene claro que el 9 de marzo "son unas elecciones generales y no un referéndum", aún si sabe que negociará la renovación del actual estatuto vasco y el referéndum con los socialistas si éstos tienen dificultades para formar una mayoría parlamentaria.

Contenido patrocinado

Otras noticias