icon-avatar
Buscar

Dos detenidos en Castellón por estafar 1.450 euros a vecinos de Albacete y otras ciudades a través de Internet

14/06/2012 - 11:43

La investigación continúa abierta y se está intentando determinar por parte de la Guardia Civil la identidad de otros posibles afectados

La investigación continúa abierta y se está intentando determinar por parte de la Guardia Civil la identidad de otros posibles afectados

ALBACETE, 14 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de Albacete ha detenido en la localidad de Benicarló (Castellón de la Plana) a A.J.A., de 42 años, y a G.J.A., de 27 años --ambos de nacionalidad española y vecinos de Benicarló--, por estafar 1.450 euros a vecinos de Albacete y otras ciudades con la venta de teléfonos móviles por Internet, mediante la modalidad conocida como 'Vishing'.

Las investigaciones se iniciaron a principio del mes de enero de 2012, tras una denuncia en la que un vecino de la localidad de Almansa (Albacete) aseguraba haber sido víctima de una estafa en la compra de dos teléfonos móviles de alta gama, anunciados en un conocido portal de compra-venta en internet.

Según la víctima, tras contactar mediante correo electrónico en varias ocasiones con el vendedor de los terminales móviles, realizó una transferencia bancaria por valor de 750 euros, no llegando nunca a recibir los referidos teléfonos, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Posteriormente, se pudo verificar que en la localidad de Alboraya (Valencia) también había resultado estafada otra persona por los detenidos, utilizando el mismo procedimiento y estafando, en este caso, hasta 700 euros.

DATOS FALSOS

En ambos casos, las cantidades transferidas a las cuentas bancarias fueron retiradas ese mismo día por los autores del ilícito penal, facilitando a las víctimas un número de seguimiento de pedido postal mediante llamadas realizadas con número oculto y comprobándose días más tarde que dichos pedidos habían sido entregados en otra ciudad y a otra persona.

Los anuncios de los teléfonos móviles objeto de la estafa se realizaron mediante nombres falsos, por lo que se tuvieron que investigar las cuentas bancarias donde se recibía el dinero y las transacciones realizadas a través de las oficinas de Correos, consiguiéndose identificar de este modo a los detenidos.

La fase final de las investigaciones llevó a los agentes hasta la localidad de Benicarló, lugar desde donde se realizaban las operaciones fraudulentas y donde fueron detenidos los dos presuntos estafadores.

'MODUS OPERANDI'

El 'modus operandi' utilizado por los detenidos consistía en la venta de teléfonos móviles de alta gama a través de ofertas publicadas en diferentes páginas en internet, despertando el interés de posibles compradores.

Los interesados contactaban con los estafadores vía correo electrónico para concretar los detalles para la adquisición de dichos teléfonos, sin embargo, una vez pagado el precio convenido, el artículo nunca llegaba a manos de sus compradores.

Los estafadores no atendían ni las llamadas, ni los correos electrónicos de los compradores, ya que se apropiaban del dinero y nunca enviaban los teléfonos, desapareciendo su rastro y dando de baja tanto la cuenta de correo electrónico como el falso anuncio, de tal forma que la víctima no tenía donde reclamar.

INVESTIGACIÓN ABIERTA

En la actualidad, la investigación continúa abierta y se está intentando determinar por parte de la Guardia Civil la identidad de otros posibles afectados y el montante total del dinero estafado.

En esta operación han intervenido los agentes del Equipo Territorial de Policía Judicial de Almansa, pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete, contando con el apoyo del Área de Investigación del Puesto de la Guardia Civil de Benicarló.

El equipo Territorial de Policía Judicial de Almansa ha sido el encargado de instruir las correspondientes diligencias, que han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción número dos de los de Almansa.

MODALIDAD 'VISHING'

El 'vishing' es una "vuelta de tuerca a la estafa", que combina teléfono e internet. La estafa se produce al recibir un mensaje al teléfono de que se ha efectuado una compra con tarjeta de crédito en un establecimiento de la zona a nuestro nombre, de manera que el receptor llama al número de teléfono que viene en el mensaje.

Posteriormente, una centralita le pide el DNI y número de tarjeta para, supuestamente, cancelar la compra efectuada fraudulentamente. Con esta gestión el usuario se queda tranquilo y satisfecho, pero en realidad, se está dando información confidencial a unos estafadores.

La solución pasa por ignorar este tipo de mensajes y no dar ningún dato por teléfono, al igual que no entrar en un enlace que lleva supuestamente a la web del banco y tampoco llamar a un teléfono aparentemente del servicio de atención al cliente.

En general, la Guardia Civil aconseja comprar siempre en páginas web de empresas que les inspiren confianza y desconfiar de los supuestos 'chollos' que aparecen en la red.











No ha sido posible realizar el purgado