Buscar

La Comunidad y la UPCT desarrollan dos proyectos que evitarán accidentes laborales con máquinas de motor y tractores

24/07/2012 - 16:32

El consejero de Educación, Formación y Empleo, Constantino Sotoca, y el rector de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), José Antonio Franco, han presentado dos proyectos de investigación, pioneros en la Región y en España, que permitirán la puesta en marcha de dispositivos diseñados para prevenir y evitar accidentes por vuelco de tractor y por el manejo de máquinas accionadas con motor.

MURCIA, 24 (EUROPA PRESS)

En concreto, las investigaciones se centrarán en un dispositivo automático 'antivuelco' para tractores agrícolas y en otro de parada automática, en este caso para máquinas no portátiles accionadas con motor, que desarrollarán conjuntamente ambas instituciones para luchar contra dos situaciones que, según ha destacado Sotoca, "tienen una incidencia significativa en los datos globales de siniestralidad en la Región".

El dispositivo automático 'antivuelco' consiste en un arco de seguridad abatible que "se accionará automáticamente cuando el tractor experimente un grado de inclinación determinado", con el objetivo de proteger al trabajador en caso de vuelco.

Por su parte, la Consejería pondrá este dispositivo a disposición de los fabricantes de tractores de forma totalmente gratuita, según anunció Sotoca, quien ha añadido que, de este modo, "pretendemos que pueda ser un sistema de protección lo más asequible y garantizar así su utilización en todos los casos".

Asimismo, el consejero ha destacado que la legislación "ya establece la obligatoriedad de que todos los equipos de trabajo cuenten con una estructura de protección". Sin embargo, muchos tractores antiguos "no poseen ningún sistema de seguridad, ya que son anteriores a la normativa vigente", según explicó Sotoca.

Igualmente, ha manifestado que hay tractores que, "aunque sí disponen de estos arcos antivuelco, son sistemas manuales, por lo que es el propio trabajador quien tiene que levantar y bajar el arco en función del terreno por el que transita".

En este sentido, el consejero ha considerado que es una oportunidad "importante y muy necesaria" para prevenir este tipo de accidentes "lamentablemente frecuentes y cuyas consecuencias son demasiados graves, ya que en el 59 por ciento de los casos el resultado ha sido mortal".

DISPOSITIVO DE PARADA AUTOMÁTICA

Por otra parte se desarrollado el proyecto de un dispositivo de parada automática para máquinas no portátiles accionadas con motor, como tornos, taladradoras o fresadoras; y también máquinas convencionales de carpintería para trabajar la madera, como las sierras, tornos o cepilladoras.

El objetivo, según Sotoca, es desarrollar un "sistema que sea capaz de detectar la presencia de cualquier extremidad del operario" para que se detenga de "forma inmediata antes de que se produzca el accidente".

Así, ha valorado que se trata de un sistema "absolutamente pionero e innovador", que empleará cámaras termográficas y otras tecnologías, para detectar la proximidad de cualquier extremidad del operario, en función del calor que desprende el cuerpo humano, y hará que la máquina se detenga antes de que se produzca el accidente.

Asimimo, Sotoca ha subrayado que el "10 por ciento de todos los accidentes laborales tienen su origen en el uso de máquinas no portátiles accionadas con motor". Además, ha señalado que, de todos los accidentes graves ocurridos en los últimos dos años, el 25 por ciento tuvieron su causa en el uso de estas máquinas, en especial el sector industrial, donde los porcentajes aumentan hasta el 35 por ciento en 2010, y el 44 por ciento en 2011.

No obstante, ha indicado que el porcentaje "ha descendido en lo que llevamos de año hasta el 18 por ciento, pero que sigue preocupándonos y en el que consideramos que hay que seguir avanzando".

REDUCCIÓN DE LA SINIESTRALIDAD EN EL PRIMER SEMESTRE

La Región están experimentando "avances muy significativos" en los últimos años, con una reducción generalizada de los índices de siniestralidad que continúa presente en el primer semestre del año, donde la siniestralidad laboral se ha reducido en más de un 20 por ciento, según han informado fuentes municipales.

Esta disminución, según Sotoca, afecta a todo tipo de accidentes. En concreto, los accidentes leves bajan su índice de siniestralidad un 20,5 por ciento, los graves un 16 por ciento y los mortales bajan un 33 por ciento. Igualmente, se da en todos los sectores productivos. Así, agricultura baja su índice en un 8 por ciento, industria un 14 por ciento, construcción un 19 por ciento y el sector servicios un 26 por ciento.

En cuanto a los accidentes mortales, el consejero ha subrayado que el número de accidentes mortales se ha reducido en el primer semestre del año, de forma que en los seis primeros meses de 2012 han sido ocho los accidentes mortales frente a los 18 que se registraron en el primer semestre de 2011.

El titular de Empleo ha destacado que ninguno de los accidentes mortales de este año se ha debido a condiciones materiales de trabajo "que son precisamente aquellos accidentes donde mejor podemos intervenir con medidas de protección y prevención para evitarlos". Además ha subrayado que esos ocho accidentes mortales han encontrado su causa fundamentalmente en accidentes de tráfico o en patologías no traumáticas como, por ejemplo, ictus o infartos.