Buscar

CSIF pide a Salud que retire las máquinas expendedoras de productos azucarados en sus centros

26/07/2012 - 19:16

El presidente de la rama sanitaria de CSIF en Sevilla, Fernando Castelló, ha elevado un escrito al delegado provincial de Salud, Tomás Martínez, en el que le pide la retirada de las máquinas expendedoras de bebidas azucaradas, alimentos salados y productos con grasas saturadas en los distritos y áreas hospitalarias de la provincia por dar "mensajes contradictorios" a la población.

SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS)

En el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, este sindicato advierte de la "cada vez mas frecuente" existencia de estas máquinas, que se colocan "de manera indiscriminada en los distritos y áreas hospitalarias".

Este hecho, en contraposición a que el personal sanitario que trabaja en atención primaria y especializada "dedica parte de su tiempo en educación para la salud y la correcta nutrición para la prevención y tratamiento de enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial o la obesidad infantil", provoca que se estébn dando "mensajes contradictorios".

"Por un lado la no conveniencia de consumir dichos productos por no ser beneficiosos para la salud y al mismo tiempo permitiendo dentro de los centros sanitarios la instalación, a veces justo al lado de nuestra consulta, de las máquinas mencionadas", agregan en este escrito de queja, en el que piden, atendiendo "a las denuncias tanto de personal sanitario como de familiares de pacientes", la retirada de estas máquinas expendedoras y se instalen en su lugar fuentes con agua fría.

"El resto de bebidas y productos de alimentación se deben adquirir fuera de los centros sanitarios, ya sea en bares, restaurantes, tiendas o supermercados", prosiguen en este escrito recogido por Europa Press, en el que recuerdan que la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición prohíbe la venta de alimentos y bebidas con alto contenido en ácidos grasos trans, grasas saturadas, sal y azúcar en zonas escolares.

"El objetivo no es mas que reducir el número cada vez mas alarmante de niños con sobrepeso u obesidad, que se establece por el Ministerio de Sanidad en uno de cada cuatro". Además, recuerdan que la OMS cataloga la obesidad como la primera "epidemia no vírica", y que afecta al 17 por ciento de la población adulta y al 13,9 por ciento de los niños.

El tratamiento de las enfermedades derivadas de la obesidad supone un gasto que ronda el 7 por ciento del presupuesto del Sistema Nacional de Salud, alrededor de 2.500 millones de euros.