España

Un jurado popular declara culpable al acusado de matar a puñaladas a dos prostitutas en Benissa (Alicante)

Un jurado popular ha declarado culpable de homicidio al joven acusado de matar a cuchilladas a dos mujeres dedicadas a la prostitución en su vivienda de Benissa (Alicante) en agosto de 2011, quien se reconoció autor de los hechos el pasado lunes en la primera sesión del juicio, según ha informado en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

ALICANTE, 08 (EUROPA PRESS)

En un veredicto alcanzado por unanimidad, el jurado ha apreciado la atenuante de confesión, si bien no se ha considerado favorable el indulto. En cuanto a la pena de prisión, el fiscal ha solicitado doce años de prisión por cada delito de homicidio y 90.000 euros en concepto de responsabilidad civil, mientras que la acusación particular se ha adherido a esta pena y se ha mostrado conforme a la cuantía económica.

Por su parte, el abogado defensor ha pedido una pena de cinco años de cárcel, según ha especificado el TSJCV.

Según su relato de los hechos, en la madrugada del 2 de agosto de 2011, el acusado acudió tras salir del trabajo a un club de Calpe (Alicante), donde las dos víctimas ejercían la prostitución. Una de ellas entabló conversación con él y le propuso mantener relaciones sexuales a cambio de dinero, tal y como hicieron poco después en un apartamento situado en las inmediaciones del establecimiento.

A continuación, la mujer le propuso permanecer más tiempo con él a cambio de más dinero y acordaron ir los dos al domicilio del procesado. En ese momento, llegó la otra víctima y le propusieron mantener relaciones sexuales con ambas.

Los tres se desplazaron esa noche a la vivienda del acusado en Benissa, para mantener relaciones sexuales. Sobre las 15.00 horas del 3 de agosto, el acusado se levantó a beber agua a la cocina y sorprendió en el salón a una de las mujeres con un sobre en el que el procesado guardaba el dinero que le quedaba después de pagar los servicios acordados con ellas.

Ambos entablaron una "fuerte discusión" y la otra mujer acudió alarmada por los gritos. El acusado relató durante el juicio que se intercambiaron empujones y que las mujeres "no paraban" de pegarle, lo que le hizo sentirse "amenazado" y, por ello, cogió un cuchillo de la cocina con la "intención de amedrentarlas".

PUÑALADAS

A continuación, propinó a una de las víctimas un total de 19 puñaladas y a la otra seis cuchilladas. Tras los hechos, de acuerdo con su confesión, envolvió los cuerpos con una sábana, un cubresofá y una colcha y los dejó en una de las habitaciones, cuya puerta atrancó con dos palos, mientras limpiaba "a fondo" los restos de sangre de la estancia.

Tras la muerte de las mujeres, el procesado permaneció 25 horas en su vivienda, en las que ha explicado que pasó "mucho rato llorando y pensando" en lo que había hecho, y finalmente, optó por llamar a su sobrino para confesarle que "había cometido una locura". A continuación, acudió al cuartel de la Guardia Civil de Benissa y relató lo ocurrido.

WhatsAppWhatsAppTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin