España

La estación de Metro de Chamartín acogerá en abril la exposición fotográfica de MSF "Chagas, una tragedia silenciosa"

La Estación de Metro de Chamartín acogerá durante todo el mes de abril la exposición fotográfica 'Chagas, una tragedia silenciosa', organizada por Médicos Sin Fronteras, que quiere poner cara y dar voz a las víctimas de una enfermedad que sigue siendo desconocida, incluso en aquellos países de Latinoamérica donde es endémica.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La Estación de Metro de Chamartín acogerá durante todo el mes de abril la exposición fotográfica 'Chagas, una tragedia silenciosa', organizada por Médicos Sin Fronteras, que quiere poner cara y dar voz a las víctimas de una enfermedad que sigue siendo desconocida, incluso en aquellos países de Latinoamérica donde es endémica.

El Chagas, ausente de las agendas políticas y de los programas de investigación y desarrollo, se cobra entre 20 y 40.000 vidas cada año. Se estima que unos 18 millones de personas lo padecen y que 100 millones más están en riesgo de contraerlo, un 25% de la población del subcontinente americano. Y sin embargo, el Chagas es una de las enfermedades más olvidadas del planeta.

En total, 30 fotografías en blanco y negro y testimonios de afectados y trabajadores humanitarios muestran el contexto en el que se desarrolla el Chagas y permiten asistir a las distintas etapas de la lucha contra la enfermedad: la prevención, a través de la fumigación de las casas y la sensibilización de la población ante la problemática; el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad; y las consecuencias para las personas que se ven afectadas.

El Chagas, o tripanosomiasis humana americana, se contagia a través de la picadura de la vinchuca o 'chinche picuda', que transmite el parásito 'tripanosoma cruzi'. Otras vías comunes de infección son el contagio de madre a hijo durante el embarazo o por transfusiones de sangre infectada. Durante las primeras semanas después del contagio se produce la fase aguda de la enfermedad, aunque los síntomas (fiebre, escalofríos, dolor de cabeza o muscular, inapetencia) pueden confundirse con los de la gripe y a los pocos días desaparecen, lo que impide la posibilidad de una detección temprana y de un tratamiento eficaz.

Es entonces cuando comienza la fase crónica, y los afectados pueden ser portadores durante años, a veces sin saberlo. Al cabo de 10 o incluso 20 años, entre un 10 y un 40% de los infectados por el parásito sufrirán daños irreversibles en el corazón, el esófago y el colon, siendo el paro cardíaco la causa de muerte más frecuente. De hecho, por no poder acceder al diagnóstico, a menudo la muerte temprana es la que revela que el fallecido padecía el mal.

El Chagas es una enfermedad directamente ligada a la pobreza, lo que la excluye de las agendas de los sistemas públicos de salud, de la industria farmacéutica y de los medios de comunicación. Hasta el momento, no hay más que dos medicamentos disponibles contra esta enfermedad, Benznidazol (fabricado por la farmacéutica Roche) y Nifurtimox (Bayer), los mismos que se utilizan hace cuarenta años y procedentes de otras investigaciones.

Ambos son fármacos que presentan muchos problemas. No son eficaces para mujeres embarazadas, y en el caso de adultos no se ha utilizado ampliamente debido a la dificultad de confirmar la curación a corto plazo y a sus graves efectos secundarios. Sin embargo, en niños, su eficacia en la curación es evidente.

Por ello, MSF a través de la exposición fotográfica y del libro que la acompaña (editado con la colaboración de la Editorial Losada) "quiere llamar la atención de las organizaciones internacionales, los gobiernos de la región, los países donantes y de la industria farmacéutica para que se dé una respuesta al drama humano que esta enfermedad causa, dedicando mayores esfuerzos a la investigación y el desarrollo de nuevos tratamientos para mejorar la atención médica", afirma Elena Martínez, Delegada de MSF en Madrid.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin