España

Extraditan a Serbia a un 'Tigre de Arkan' condenado por matar al primer ministro Zoran Djindjic

Zoran Djindjic fue asesinado el 12 de marzo de 2003. Foto: Archivo.

La Audiencia Nacional ha autorizado la entrega a las autoridades de Serbia de Vladimir Milisavljevic, uno de los miembros del grupo paramilitar 'Tigres de Arkan' que fue condenado por la Justicia de este país por participar en el asesinato del primer ministro serbio Zoran Djindjic, que se produjo el 12 de marzo de 2003.

Así consta en un auto dictado por la Sección Tercera de la Sala de lo Penal en la que se concede la extradición de Milisavljevic, alias 'Vlada el Tonto', con la condición de que vuelva a ser juzgado por estos hechos, por los que fue condenado estando prófugo, y por otras dos causas en las que se le atribuyen tres secuestros y otros 14 homicidios.

El tribunal acordó en noviembre pasado la entrega de otro miembro de este grupo, Sinisa Petric, que fue detenido en Valencia en febrero de 2012 junto a Milisavljevic y al presunto cabecilla del grupo, Luka Bojovic, que está pendiente de la celebración de una vista en la que se analizará su petición de extradición.

El pasado 21 de noviembre, la fiscal de la Audiencia Nacional Rosana Lledó defendió en sendas vistas públicas la entrega a Serbia de Petric y de Milisavljevic para que terminen de cumplir pena en el país balcánico, si bien interesó que las extradiciones queden aplazadas hasta que diriman las causas abiertas contra ambos en nuestro país.

La entrega es legal

En el auto dictado por la Sección Tercera, del que ha sido ponente la magistrada Clara Bayarri, se rechazan los argumentos expuestos por la defensa de Milisavljevic para oponerse a la extradición, entre los que figuraban que las autoridades serbias no habían cumplido los requisitos legales para formalizar la entrega.

El tribunal entiende que en su caso concurre tanto el principio de doble incriminación, por el que los hechos investigados son delito en España y Serbia, como el requisito de "mínimo punitivo", que establece que las entregas han de ejecutarse por delitos penados con más de un año de cárcel.

Milisavljevic tiene que cumplir una condena de 35 años de cárcel por el magnicidio de Djindijic, otros siete por el secuestro de dos ciudadanos serbios y una pena conjunta de 40 años de prisión por un total de 14 homicidios graves.

Causa abierta en España

Además, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu mantiene una causa abierta contra él y los otros dos 'Tigres de Arkan' detenidos en Valencia por delitos de pertenencia a organización criminal, depósito de armas de guerra y de fuego, resistencia y atentado. En el curso de estas averiguaciones fuentes de la investigación señalaron que, en España, el grupo llegó a comerse a una de sus víctimas antes de lanzar sus restos descuartizados al río Manzanares de Madrid.

Los 'Tigres de Arkan', que actuaron desde comienzos de 2000 hasta finales de 2004 en Belgrado y sus alrededores, cometía asesinatos de miembros de bandas rivales, secuestros o ataques a empresas y sedes de partidos políticos.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin