Buscar

La Asociación de Familiares de Fusilados pide una Ley de la Memoria Histórica en Navarra

1/02/2013 - 12:45
Más noticias sobre:

Igualmente, pide al Gobierno foral un lugar para el "enterramiento colectivo" de aquellos cuerpos no identificados

PAMPLONA, 1 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra ha pedido la elaboración en la Comunidad foral de una Ley de la Memoria Histórica ya que "ha llegado el momento de abordar normativamente el asunto de las desapariciones.

La presidenta de la Asociación, Olga Alcega, ha pedido que se apruebe una ley y "las víctimas sientan que están amparadas y representadas por la Administración". A su juicio, "ha llegado la hora de apoyar las reivindicaciones de los familiares de los fusilados" y "es nuestra obligación moral cerrar las heridas que están aún abiertas".

Por su parte, el portavoz de la Asociación, Ioseba Eceolaza, ha informado de que desde 2003 las asociaciones de memoria histórica han realizado en Navarra 45 intervenciones y se ha localizado 206 cuerpos, de los que se han exhumado 121, 88 de ellos entregados a sus familias. El resto de cuerpos exhumados están analizándose en los laboratorios de Aranzadi.

Según ha precisado, en el 'cementerio de las botellas', en Ezkaba, se localizaron 131 pero se dejaron en el lugar 85 cuerpos porque "había que buscar a familiares".

Eceolaza ha confiado en que el Parlamento foral "esté a la altura del envite que tiene que ver con la memoria histórica" y se "apruebe una buena ley que asuma el asunto de las desapariciones como una de las tareas fundamentales de ese quehacer normativo".

TRABAJO PREVIO

Eceolaza ha explicado que, antes de las exhumaciones, "hay un trabajo previo bastante complejo, que tiene que ver con informes preliminares, con georadar, con cotejamiento de archivos, con entrevistas, testigos". "Las exhumaciones son la última etapa de una ruta muy compleja, muy costosa a nivel económico y en tiempo", ha dicho.

El portavoz, que ha dicho que este es un "problema colectivo de la sociedad", ha manifestado que "cuando las Administraciones se implican en el trabajo de exhumación tenemos capacidad para buscar y resolver este asunto" y ha añadido que "el papel del Gobierno de Navarra y del estatal es central para resolver un asunto tan sensible y doloroso como el de las exhumaciones".

Por esta razón, Eceolaza ha pedido a las instituciones de Navarra que se "impliquen a fondo para solucionar definitivamente y para siempre un problema que a nivel colectivo y emocional es de primera magnitud".

En concreto, ha planteado que en los casos en los que se han encontrado fosas y cuerpos pero se desconocen sus identidades el Gobierno foral habilite un lugar de "enterramiento colectivo", que podría estar en el cementerio de Pamplona y "habilitar el cementerio de las botellas como un lugar de homenaje".

Según ha dicho, "queremos evitar al máximo que esas fosas abiertas las tapemos y se queden ahí". "Puede haber obras públicas, privadas que destruyan estas fosas", ha dicho.

EN URBASA

Olga Alcega ha manifestado que una próxima intervención para exhumar cuerpos está prevista en Urbasa, en la Sima del Raso, donde se "encontrarían tres personas y en principio se van a exhumar dos, ya que los familiares de una de ellas están pensando si exhumarlo o no".

Por su parte, Ioseba Eceolaza ha detallado que se seguirán trabajando en otras fosas y también con el Gobierno foral para completar el mapa de fosas.