España

Los diputados de C-LM se adaptan a su nueva situación económica mientras compatibilizan vida privada, laboral y política

Los diputados de Castilla-La Mancha afectados por la supresión de sus sueldos desde el 1 de enero de este año han pasado estos primeros días de 2013 adaptándose a su nueva situación económica e intentando compatibilizar su vida privada, su nueva vida laboral y su dedicación política.

TOLEDO, 10 (EUROPA PRESS)

Algunos parlamentarios, que al final de este primer mes del año han dejado de cobrar en la mayoría de los casos cerca de una tercera parte del dinero que recibieron en el mes de diciembre del Parlamento regional, han explicado a Europa Press los detalles y complejidades de su nuevo estado coincidiendo con el inicio del periodo de sesiones en las Cortes.

La medida promovida por el Gobierno regional no afecta ni a los miembros de la Mesa de las Cortes, ni a los diputados que son miembros del equipo de Gobierno ni a los portavoces de los grupos parlamentarios.

De esta manera, por parte del Grupo Parlamentario Popular, quedan excluidos Vicente Tirado, Cesárea Arnedo e Inmaculada López como miembros de la Mesa; el portavoz, Francisco Cañizares, así como los miembros del Gobierno, María Dolores de Cospedal, Carmen Casero, Leandro Esteban, Marcial Marín y María Luisa Soriano.

Por parte del Grupo Parlamentario Socialista, quedan excluidos de la supresión de sueldo los diputados Jesús Fernández Vaquero, como vicepresidente segundo de la Mesa; Blanca Fernández, secretaria segunda de la Mesa, y el portavoz, José Luis Martínez Guijarro. De esta manera, la medida afecta a 16 de los 25 parlamentarios del PP y a 21 de los 24 parlamentarios socialistas.

Los parlamentarios pasaron de cobrar en diciembre un sueldo de entre 2.200 y 3.500 euros a percibir una retribución fija de entre 800 y 1.000 euros en enero, cifra a la que en febrero sumarán 450 euros más si asisten a los tres plenos previstos --incluido el del pasado jueves, día 7-- y 150 euros por cada una de las comisiones en las que participen.

GRUPO POPULAR

Algunos de los miembros del Grupo Parlamentario Popular, como la diputada María José Agudo, que se ha incorporado a mediados de enero como técnico de Empleo en la Consejería de Empleo, ha reconocido que desde ahora habrá que hacer "un sobreesfuerzo" para compatibilizar la vida política con el trabajo y la vida familiar, lo que podría llegar a suponer incluso "quitar días de vacaciones" para poder acudir a actos públicos.

David Atienza, por su lado, concejal del PP en Alovera (Guadalajara), no ve problemas a la hora de compatibilizar sus responsabilidades ya que la Junta de Gobierno Local "está bien organizada" y le permitirá atender todas sus responsabilidades. Atienza, que no está liberado, trabajaba en una agencia de publicidad que cerró y ahora está pensando volver a la actividad empresarial en el sector.

A su trabajo como abogado ha vuelto en enero el diputado 'popular' José Luis Teruel, que todavía "está aterrizando" y que ve que el único problema de su nueva situación es el de "cuadrar la agenda" entre sus responsabilidades.

Beatriz Jiménez, por su lado, ha decidido no incorporarse a su plaza de maestra "para no fastidiar" a la persona que la ocupa ahora, y esperará a que comience el próximo curso escolar para solicitarla de nuevo, así que, por el momento, se dedica en exclusiva a las Cortes, situación que ve "bien".

Caso distinto es el del diputado del PP Juan Francisco Sánchez Espinosa, único parlamentario --a excepción de los miembros de la Mesa y los portavoces-- que no ha visto modificada su situación, ya que no cobraba de las Cortes en diciembre sino de su profesión. Como médico, el problema que se le planteaba antes y ahora es el de tener que recuperar los días que dedica a su actividad parlamentaria.

El alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, que cobraba solo de las Cortes, se incorporó el 8 de enero a su antiguo trabajo como profesor en un centro concertado, aunque cobrará "un sueldo normalillo" de unos mil euros. Latre ha buscado en todo momento acomodarse al centro pero "buscar un sistema" que le permita "compatibilizar todo".

GRUPO SOCIALISTA

"Pocos" problemas de compatibilidad tiene Santiago Moreno, maestro jubilado, que ahora se pasa "el día con el coche" de un lado a otro manteniendo distintas reuniones y encuentros que requiere su actividad política. Moreno solicitó en diciembre el cobro de su pensión por jubilación, concedida en noviembre de 2011 por unos 1.800 euros, que ahora sumará a las retribuciones de las Cortes.

Otro maestro que sí ha vuelto en enero a la escuela ha sido el diputado José Molina, que ve "complicado", especialmente a partir de este mes de febrero, compatibilizar su responsabilidad parlamentaria con la profesional. "No estoy ni aquí ni allí. Cobras de dos sitios y al final no se está en ninguno", ha lamentado, considerando su caso "un despilfarro".

Adecuándose a su "nueva situación" está la parlamentaria del PSOE Milagros Tolón, que daba clases en la Escuela de Adultos de Toledo, pero ha visto cómo su plaza se suprimió y ahora está "viendo qué hacer", aunque confiada en encontrar algo en la empresa privada.

María Yolanda Lozano es funcionaria que ha solicitado su incorporación al Ministerio de Educación, y aunque no ha empezado a trabajar ve difícil compatibilizar la vida laboral y la familiar, ya que además de su puesto como empleada pública es concejal del Ayuntamiento de Cuenca y diputada provincial --aunque por estos dos últimos cargos no cobra--.

Sin problemas aunque "ya se verá" según transcurra el trabajo parlamentario está la socialista Rosa Melchor, que desde el 8 de enero ha vuelto a su trabajo como funcionaria en la Diputación de Ciudad Real. Caso similar es el del abogado José Luis González, que no tiene despacho y en principio se dedicará solo al Parlamento.

El único alcalde de la bancada socialista, Francisco López, primer edil de Campillo de Altobuey, no ve dificutlades, y ni ha cobrado ni piensa cobrar como alcalde porque se dedica a la agricultura y la ganadería en una explotación familiar, algo que "ve compatible".

Quien tampoco tiene problemas ante esta nueva situación es Antonio Salinas, que ha vuelto a su puesto de funcionario en la Delegación de Agricultura de Ciudad Real. Por su parte, María del Carmen Rodrigo, funcionaria interina que ha vuelto a solicitar su puesto en el Ayuntamiento de Cuenca y está a la espera de que la llamen, cree que "lo peor" va a ser compatibilizar el tiempo que se dedica a la familia con las reuniones con distintas asociaciones.

El parlamentario y politólogo Fernando Mora, que se ha reincorporado a su puesto en la Ejecutiva Federal del PSOE, y ve "dificultades" en su nueva situación, especialmente "porque cuando termina la jornada laboral empieza la política".

También "complicada" ve la situación la diputada del PSOE y taewkondista Sonia Reyes, que compatibilizará su labor parlamentaria con su trabajo en un gimnasio familiar y dando clases particulares. Reyes ha destacado las "dificultades" que supone empezar su trabajo "a mitad de curso" cuando ya los alumnos están "colocados", y las que tendrá que asumir "para no anular horas" cuando empiece la actividad en las Cortes.

Caso curioso es el de Matilde Valentín, funcionaria desde 1979 en el Ayuntamiento de Balazote (Albacete) del que es alcalde su marido, lo cual, aunque no presenta "incompatibilidades", ha hecho que la parlamentaria del PSOE, además de solicitar un mes sin sueldo "por ética y estética", haya pedido una comisión de servicio en la misma categoría en la Administración General del Estado o la Junta para "evitar que se ponga en duda" su profesionalidad.

José Manuel Caballero, que ahora solo cobra de las Cortes, va a proponer que en la próxima Ejecutiva Provincial del PSOE en Ciudad Real --donde es presidente provincial-- se estudie la situación de los parlamentarios sin actividad, que en esta provincia son él y Josefa Ruiz, actualmente de baja por enfermedad.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin