Buscar

Mestre dice que no puede permitirse lo que está ocurriendo en la Cañada Real y las administraciones deben ponerle fin ya

22/04/2008 - 19:51

La delegada del Gobierno de Madrid, Soledad Mestre, afirmó hoy que no puede permitirse lo que está ocurriendo en la Cañada Real Galiana, y reclamó que las distintas administraciones implicadas se sienten "ya" a trabajar para poner fin a este poblado ilegal.

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La delegada del Gobierno de Madrid, Soledad Mestre, afirmó hoy que no puede permitirse lo que está ocurriendo en la Cañada Real Galiana, y reclamó que las distintas administraciones implicadas se sienten "ya" a trabajar para poner fin a este poblado ilegal.

En declaraciones a la cadena Ser recogidas por Europa Press, Mestre dijo: "No lo podemos permitir. Es hora ya de que las administraciones se pongan, cada una en el marco de sus competencias y conjuntamente, a trabajar".

Asimismo, explicó que el desahucio realizado esta mañana tenía "mandato judicial, obviamente", al tiempo que destacó que la Delegación ha optado por "un operativo muy fuerte" para buscar precisamente "que la mera presencia policial inhibiera de cualquier utilización de la fuerza".

"No nos gusta (la fuerza) ni a la Delegación del Gobierno ni a las fuerzas de seguridad. Nos gusta actuar de otra forma y con cuidado de las personas y los bienes, pero, en este caso, uno de los edificios que los jueces había mandado desalojar tenía unos 500 metros y objetos de valor dentro. Quiero decir que estamos hablando de muchas cosas distintas", destacó Mestre.

"Las administraciones tienen que intervenir ya y de forma decidida porque aquí hay problemas de seguridad, de los que somos competentes nosotros --y por ello hacemos muchos operativos sobre todo en el tema del narcotráfico-- pero también hay problemas de salud, desatención escolar, niños en situación de casi abandono,...", explicó. Por todo ello, dijo la delegada del Gobierno, se ha puesto en contacto con la Fiscalía y el Defensor del menor.

Asimismo, destacó los problemas de integración y sobre todo, "una Cañada Real protegida que se llena de viviendas ilegales durante muchos años".

Contenido patrocinado

Otras noticias