Buscar

Diseñadores Sanserif Creatius y la indumentarista Cañada valencianizan el kimono japonés con sedas tradicionales

31/03/2014 - 11:04
Más noticias sobre:

La indumentarista Mª José Cañada, en representación del Gremio de Sastres y Modistas de la Comunitat Valenciana, ha convertido el Yukata nipón --un modelo de kimono-- en un vestido de celebración con inspiración valenciana planteado por los diseñadores Sanserif Creatius para conmemorar el 400 aniversario de la llegada de la Embajada Keicho a España, que se celebra este año.

VALENCIA, 31 (EUROPA PRESS)

Inspirado en la vestimenta japonesa y la indumentaria tradicional de las Fallas de Valencia, esta pieza es una hibridación de la versión más utilizada del kimono. El Yukata, con la industria textil tradicional valenciana de la seda, cuya máxima expresión se ha plasmado en mantones y trajes de fallera durante los últimos siglos, fue un elemento pujante de la economía local en el Medievo, según han informado los diseñadores en un comunicado.

Concretamente, en este vestido se han recuperado las primeras referencias históricas de la confección de kimonos con un material rústico y se han implementado con la suntuosidad de la seda valenciana, imitando la influencia de la cultura china y coreana en el desarrollo de esta vestimenta tradicional nipona, según ha explicado Ana Yago, directora de Sanserif Creatius y coordinadora de un proyecto que ha contado con el respaldo de la Embajada de Japón en España, la Japan Foundation o el propio Centro de Artesanía de al CV, entre otras entidades.

La pieza concebida por Sanserif Creatius y Mª José Cañada respeta la configuración en forma de letra "pola" y el largo original hasta las partes bajas del cuerpo del Yukata, con cuellos escote en "tita" y amplias mangas, pero enriquece su acabado monocromo y su disposición cubriendo el cuerpo en forma envolvente con una faja ancha --llamada obi--, que crece hasta convertirse en la manteleta que acompaña al traje de huertana, consiguiendo de esta forma aunar dos vestimentas tradicionales en una pieza contemporánea y funcional, en palabras de la diseñadora.

RAÍCES NIPONAS, ARTE VALENCIANO

El uso de los damascos en negro y la decoración típica de los chalecos de "sarawil" que acompañan la vestimenta de los trajes de fiesta de los labradores valencianos revisan la tradición nipona de la combinación de dibujos y geometrías para determinar la tipología, clase social o situación de quien viste el kimono, indistintamente de si es hombre y mujer, en palabras de Ana Yago, que ha advertido de que se ha pretendido desarrollar un vestido unisex, cuya variación en función del sexo se limita a la tipología del estampado del Obi --faja que actúa como cinturón--.

Esta pieza, que se podrá ver en el Centro de Artesanía de la Comunitat Valenciana hasta el próximo mes de mayo, tiene su origen en el vestido tradicional japonés, que fue la prenda de uso común hasta los primeros años de la posguerra, y que hoy --aunque la tendencia actual la ha recuperado para el día a día-- se utiliza para ceremonias y actos públicos o celebraciones.

El Yukata, confeccionado por Mª José Cañada y su equipo en Dedal indumentaria, se convirtió en el eje central del proyecto de innovación y desarrollo de productos artesanos Esencia by Sanserif Creatius, que en la edición de este año giró en torno a la inspiración nipona en la cultura valenciana, presente tanto en la cerámica, el vidrio o el textil, como incluso en la alimentación.

En este sentido, el equipo de Sanserif Creatius desarrolló conjuntamente con una veintena de maestros artesanos piezas que evocasen esas raíces niponas, pero que se plasmasen en productos y técnicas tradicionales del levante español, con el objetivo de crear un universo objetual que se adapte a las necesidades de la sociedad contemporánea sin renunciar a los materiales, procesos y oficios ancestrales.