España

Figueras (CiU) recibió "patadas, golpes y escupitajos" en el asedio al Parlament

Teixidó (CiU) recuerda "notable" tensión cuando iba en el coche de Mas

SAN FERNANDO DE HENARES, 2 (EUROPA PRESS)

El exdiputado de CiU en el Parlament Gerard Figueras ha afirmado en la Audiencia Nacional que durante el asedio al Parlament --cuando ocupaba escaño-- recibió "patadas, golpes, escupitajos, restos de líquidos o comidas", y que los indignados perturbaron el desarrollo normal de la sesión plenaria al ir más allá del derecho a manifestar su malestar social.

Así se ha pronunciado por videoconferencia el testigo durante la tercera jornada del juicio a 19 acusados por asediar la Cámara para protestar contra los recortes e impedir que los parlamentarios votaran los Presupuestos catalanes; unos hechos por los que el Fiscal pide cinco años y medio de cárcel y Manos Limpias nueve años de prisión para cada uno.

En la vista oral, ha señalado que el 15 de junio de 2011 siguió las indicaciones recibidas ante las manifestaciones convocadas, pero se vio acorralado cuando estaba acompañado del parlamentario Alfons López Tena (SI) por un grupo de personas que pasaron de los abucheos a "acciones de carácter físico".

"Sentí miedo, me sentí coaccionado, sufrí agresiones verbales y físicas, y pesar por no comprender lo que estaba sucediendo", ha añadido.

Entre el gentío, levantó el brazo en señal de que mantenía una actitud pacífica y pedía ayuda: "Tras los forcejeos y esta situación desagradable, incómoda y peligrosa, escapé de ese acorralamiento y fui a pedir ayuda a la Guardia Urbana de Barcelona", ha indicado Figueras, y ha agregado que se refugió junto a otros diputados en una comisaría y después logró llegar a la Cámara.

"Un colectivo puede manifestar su malestar social, pero unas personas fueron más allá de una protesta respetuosa e infligieron agresiones verbales y físicas a algunas personas que éramos diputados", ha defendido.

COMITIVA PRESIDENCIAL OBSTACULIZADA

Tras él, ha llegado el turno del diputado de CiU Antoni Fernández Teixidó, que ha rememorado que subió al vehículo oficial del presidente de la Generalitat, Artur Mas, con el parlamentario ciego Josep Maria Llop y su perro guía: el coche sufrió el "hostigamiento" y los golpes de los manifestantes, que trataron de abrir las puertas.

También ha manifestado que las agresiones se hicieron habituales en la jornada, y consideró que lo más prudente era dirigirse a la comisaría para no generar más tensión de la que allí había, que era "notable".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin