España

Piden 5 años de cárcel para una persona acusada de trapichear con drogas en su domicilio de Logroño

El juicio está previsto para el próximo martes, 22 de abril, a partir de las 10,00 horas

El juicio está previsto para el próximo martes, 22 de abril, a partir de las 10,00 horas

LOGROÑO, 27 (EUROPA PRESS)

El Fiscal solicita una pena de cinco años de cárcel y una multa de 2.051 euros para una persona acusada de un delito contra la salud pública al trapichear con drogas en su domicilio de Logroño.

Los hechos se descubrieron cuando la propia hija del acusado llamó a la Policía para comunicar que, presuntamente, estaba siendo agredida por su padre en el domicilio.

Según el escrito del Fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, el acusado, J.M.V.M, se encontraba en desempleo, percibía un subsidio de unos 900 euros mensuales y tenía que hacer frente a su cuota hipotecaria de 560 euros al mes.

Éste utilizaba su domicilio en Logroño para vender sustancias estupefacientes como cocaína o anfetaminas, entre otros. La madrugada del 9 de abril de 2011, el acusado se encontraba en su casa con otro hombre y comenzó una discusión con su hija.

Durante la discusión, la hija llamó a la Policía Nacional para indicar que estaba siendo agredida por su padre, momento en el cual el acusado aprovechó para marcharse de casa llevándose consigo todo aquello que pudiera implicarle en la venta de estupefacientes.

Cuando los agentes llegaron al portal del domicilio, la hija les comunicó que su padre estaba bajando en el ascensor con el fin de abandonar el edificio. Al salir del ascensor, la Policía encontró al acusado quien mostró "gran nerviosismo" y a quien se le cayó una balanza, material utilizado para preparar la droga. Tras ser cacheado, los agentes encontraron diferentes sustancias estupefacientes así como 820 euros fraccionados en billetes de diferente valor.

En total, y tras el registro de su vivienda, la Policía le intervino 48,15 gramos de cocaína, que en el mercado clandestino hubiera tenido un precio de 1.129 euros, 25,6 gramos de speed (678 euros), y 47,35 gramos de hachís (243 euros). La hija rehusó interponer denuncia contra su padre por las amenazas que, presuntamente, había recibido.

Durante la declaración policial, la hija del acusado refirió que su padre manipulaba y preparaba droga todos los días y que la ocultaba en el altillo de la casa, entre otros lugares. Además, indicó, que como pago por la droga, el procesado recibía botellas de alcohol. En un registro posterior, la Policía descubrió diferentes cajas con numerosas botellas de ginebra.

Para el Fiscal, estos hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública por lo que procede imponer al acusado la pena de cinco años de cárcel y una multa de 2.051 euros.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin