España

El Ayuntamiento de Málaga recibe 21 ofertas de pisos para destinarlos a familias en riesgo de exclusión social

El Instituto Municipal de Vivienda invertirá 500.000 euros en esta adquisición

MÁLAGA, 13 (EUROPA PRESS)

Un total de 21 propuestas han concurrido a la oferta pública que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Málaga para adquirir viviendas de cara a atender a familias en riesgo de exclusión social, dentro del denominado Plan FRES. Se trata de una experiencia piloto que busca complementar los mecanismos con los que cuenta el Consistorio para poder dar respuesta a aquellas personas que tienen necesidad urgente de vivienda.

El Área de Ordenación del Territorio y Vivienda, a través del Instituto Municipal de la Vivienda (IMV), dedicará una partida de 500.000 euros a esta iniciativa que complementa "los esfuerzos que realiza el Ayuntamiento en la puesta en marcha de nuevas promociones y la recuperación de viviendas para facilitar el acceso a una casa digna a los malagueños", según han explicado en un comunicado.

Este martes ha tenido lugar la primera reunión de la mesa de contratación específica que ha abierto las distintas ofertas, cada una de las cuales contenía un piso. A partir de ahora, el Ayuntamiento las valorará para comprobar el estado de las viviendas y si cumplen con los requisitos establecidos.

Esta acción especial de compra de viviendas está destinada a la adquisición de inmuebles que deberán tener un mínimo de dos dormitorios, cocina, baño y salón, así como ser accesibles. Tanto las viviendas como las zonas comunes del edificio tendrán que estar en buen estado de conservación, habitabilidad y accesibilidad.

Podrán ser, tal y como han explicado, de segunda mano o de nueva construcción, y la antigüedad del edificio no podrá ser superior a 50 años. Deberán estar, a su vez, libres de cargas y gravámenes y en condiciones jurídicas que permita su inmediata escrituración e inscripción en el registro de la propiedad, entre otros condicionantes.

Una vez que se adquieran los inmuebles, se destinarán al Plan FRES, que posibilita que familias en riesgo de exclusión social accedan a una casa. En concreto, se ofrecerán en régimen de alquiler social, con una mensualidad que oscilará entre los 150 y 200 euros.

PLAN FRES

A través del Plan FRES, el Ayuntamiento ha adjudicado en estos años cerca de 230 VPO para familias con necesidad urgente de vivienda, gestionadas por el IMV. El perfil de los beneficiarios de este plan, en cuanto a situación económica, son generalmente familias con ingresos inferiores a 7.430 euros al año.

El Ayuntamiento ha señalado que en el origen de la problemática de acceso a una vivienda de estas familias se encuentran, entre otros, casos en los que han estado viviendo de alquiler, pero han tenido que dejar la casa por no poder pagar la renta, y en su mayoría han acudido a casas familiares donde habitan en situación de hacinamiento.

También destacan aquellas que proceden de desahucios hipotecarios o desahucios por impago de alquiler; personas mayores de 65 años que no tienen red familiar de apoyo y que con sus pensiones no pueden afrontar un alquiler. Finalmente, el plan está destinado a familias con miembros con discapacidad de diversa índole o víctimas de violencia de género que, en su mayoría, no pueden pagar el alquiler.

En cuanto a la adjudicación de la vivienda, cada uno de los casos es analizado en el Comité de Valoración, que aglutina a las áreas de Derechos Sociales, Igualdad, Accesibilidad y al propio IMV. En dicho órgano se valora la dificultad, la emergencia de estas familias y la gravedad de su situación, sin que sea necesario su ingreso en el registro municipal de demandantes, contando con una ordenanza municipal al respecto.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin