España

PP y PSOE pierden espacio electoral en Madrid y no suman el 50 por ciento de los votos entre ambas formaciones

El PP y PSOE se mantienen como los principales partidos políticos en la Comunidad de Madrid pero ambas formaciones han perdido espacio electoral puesto que, entre ambas, no suman la mitad de los votos obtenidos en estos comicios aunque se quedan cerca de esa franja, con el 48,93 por ciento del sufragio emitido este domingo.

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La irrupción de Podemos, que se sitúa como tercera fuerza política, y otras formaciones como Ciudadanos y Vox, junto al incremento de votos de IU y UPyD, han perjudicado a ambas formaciones que han perdido espectro electoral en estas elecciones.

El Partido Popular es la fuerza más votada en la Comunidad de Madrid en las elecciones europeas, con más del 99,5 por ciento escrutado, al alcanzar el 29,90 por ciento de los votos (658.864 sufragios), frente al 48,58 por ciento que en los comicios de la Eurocámara de 2009.

Estos resultados son considerablemente inferiores a los alcanzados por esta formación en las elecciones generales del 2011, donde el PP obtuvo el 50,97 por ciento de los votos, un margen similar al de las autonómicas de 2011, donde el porcentaje de los votos fue del 51,74 por ciento.

Mientras el PSOE es el segundo partido que ha obtenido más apoyos (18,93 por ciento) con un total de 417.207 sufragios, pero también experimenta una fuera caída de 16 puntos porcentuales respecto a las europeas de 2009 (35,61). Los socialistas obtuvieron un 26,05 por ciento de los votos en las elecciones generales y 26,23 por ciento en las autonómicas madrileñas.

PP LEJOS DE SU MAYORÍA

En las últimas citas electorales, la mayoría del PP ha sido la tónica general, con resultados muy similares entre ellas, con el 48,58 por ciento de los votos para los conservadores en las europeas de hace cinco años; el 48,17 por ciento en las municipales de 2011, lo que se tradujo en 1.207 concejales, y el 50,97 por ciento en las últimas al Congreso, con 19 diputados del PP por Madrid.

Basándose en resultados anteriores y en los análisis que defienden que las europeas pueden ser el ensayo de lo que pasará en las municipales y autonómicas, el PP de Madrid ha dado mucha importancia a la hora de animar a acudir a las urnas, a poner coto a la abstención, para mantener la Real Casa de Correos.

Así, el voto de este domingo podía ser una prueba para el presidente de la Comunidad, Ignacio González, y la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que han acudido a las urnas por primera vez como titulares del Ejecutivo autonómico y del Consistorio.

Aunque el primero ya ha anunciado su intención de presentarse como candidato en las autonómicas del año que viene, la decisión final la tendrá el presidente del partido, Mariano Rajoy, como en el caso de Botella, que aunque no se ha pronunciado sobre su futuro político, sí que se pueden interpretar como 'anuncios preelectorales' algunos lanzados en las últimas semanas, como la eliminación de algunos parquímetros y la supresión de la tasa de basuras en 2015.

Tras una intensa campaña por parte del PP de Madrid, con mítines prácticamente todos los días, un ritmo sólo roto por el asesinato de la que fuera presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, los conservadores luchaban por mantener su mayoría absoluta en la región, conquistada en 1995 por el hoy ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

Sólo hubo un paréntesis en esa hegemonía popular, el espacio de tiempo comprendido entre mayo y octubre de 2003, con el 'tamayazo' como telón de fondo y que obligó a repetir las elecciones dejando al socialista Rafael Simancas a las puertas de Sol.

El regreso a la política madrileña de Esperanza Aguirre, quien había sido concejala del Ayuntamiento de la capital, instaló al PP en una mayoría absoluta en la Comunidad de la que no se han apeado desde entonces. Ni las tensas relaciones entre Aguirre y Gallardón, protagonistas de sonados desencuentros, pasaron factura a los populares madrileños en las urnas.

PSOE SIGUE PERDIENDO

Por su parte, en esta cita electoral el PSOE no ha conseguido levantar cabeza y a pesar de la caída de los 'populares', que 'controlan' con mayoría absoluta la Comunidad de Madrid desde 1995, la subida de los partidos 'minoritarios' ha impedido que el PSOE recupere la fuerza que tenía en la época de Joaquín Leguina e incluso, en la de Rafael Simancas, que en 2003 podría haber ocupado un despacho en la Puerta del Sol si no se hubiera producido la traición del 'tamayazo'.

Este resultado no es una sorpresa en el PSOE, que lleva desde 2003 sin conseguir despegar. En ese momento, el entonces secretario general de la Federación Socialista Madrileña (FSM), Rafael Simancas, consiguió un 42,34 por ciento de los votos, un porcentaje que le podría haber dado la Presidencia, si no hubiera sido por el 'Tamayazo'.

En la segunda votación, que dio a Esperanza Aguirre la Presidencia de la Comunidad, Simancas se hizo con un 40,54 por ciento de los votos, y ya sin posibilidades de gobernar, pero con más fuerza que en la actualidad, Simancas logró un 35 por ciento de los votos en 2007.

Entonces, el ahora diputado nacional dejó la Secretaría General del PSM, que dos meses después, y tras el paso de una gestora liderada por Cristina Narbona, pasó a manos de Tomás Gómez en un congreso extraordinario celebrado en el mes de julio.

Tras su ratificación al frente del partido en un Congreso ordinario celebrado ese mismo otoño, la primera contienda electoral a la que se enfrentó Gómez fue a las elecciones europeas de 2009. En ese momento, los socialistas lograron un 35,43 por ciento de los votos de la Comunidad recuperándose un poco de la sombra del negro episodio protagonizado por Eduardo Tamayo y Teresa Saenz.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin