Buscar

El turismo es uno de los sectores "que mejor está resistiendo" la crisis, según la Junta

11/06/2008 - 14:13

El consejero de Turismo califica de "históricas" las subvenciones por 30 millones que ofrece la Junta para modernizar hoteles

CÓRDOBA, 11 (EUROPA PRESS)

El consejero de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso, afirmó hoy que, en España, "el turismo es uno de los sectores que mejor está resistiendo este periodo de incertidumbre económica", de ahí que el Gobierno andaluz se haya fijado como objetivo apoyar su desarrollo.

En rueda de prensa, Alonso recordó que lo que genera el turismo "significa entre el diez y el doce por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de Andalucía y 440.000 empleos anuales", de modo que "aportar medidas que incentiven la excelencia y la creación de productos turísticos, que atiendan también a nuevos segmentos de demanda, sirve para garantizar el desarrollo económico y social de Andalucía".

A juicio de Alonso, eso es "muy importante en estos momentos, cuando los indicadores turísticos oficiales y también los económicos, como los del Banco de España, revelan que el turismo es uno de los sectores que mejor está resistiendo este periodo de incertidumbre económica".

A este respecto, el consejero de Turismo detalló que "la Organización Mundial de Turismo (OMT), el Gobierno de la Nación y la Junta de Andalucía, no tienen ningún dato que impida pensar que a final de año se habrá crecido en torno a un tres por ciento, y ello cuando no hay ningún sistema productivo, lamentablemente, que esté creciendo ahora en España a ese nivel".

De hecho, según detalló Alonso, "los primeros meses del año han sido buenos y ahora mismo los indicadores, no tabulados aún, hacen pensar que el verano no será malo, pues, aunque no vaya a ser de los mejores, parece que se mantendrá ese crecimiento, lo cual genera empleo, de forma que el sector turístico se puede estar convirtiendo en un refugio para el empleo de trabajadores procedentes de otros sectores".

"HISTÓRICAS" SUBVENCIONES.

Estos datos justifican, según Alonso, la iniciativa de la Consejería de Turismo de destinar este año 30 millones de euros a la mejora de la competitividad de la planta hotelera y al fomento de alojamientos singulares en el medio rural en Andalucía mediante un tipo de subvenciones, que calificó de "históricas", pues es la primera vez que la Junta ofrece este tipo de respaldo económico para el desarrollo del sector turístico andaluz.

Ello se refleja en una nueva orden de incentivos que ha publicado hoy el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) y a la que podrán acogerse un total de 679 establecimientos de toda Andalucía, con la previsión de que las actuaciones subvencionadas generen una inversión global de 108 millones de euros.

Según detalló Alonso, estos programas de ayuda sufragarán, por un lado, proyectos de reforma y modernización de establecimientos con más de 15 años de antigüedad, con el fin de posibilitar su reclasificación hacia categorías superiores, mientras que, por otra parte, apoyarán la conversión de conjuntos arquitectónicos singulares, como cortijos, haciendas y casas palacio, en alojamientos turísticos.

En opinión del consejero de Turismo, estas iniciativas, que forman parte del conjunto de medidas de impulso económico puestas en marcha por el Gobierno andaluz, "permitirán avanzar en la rentabilidad y competitividad del destino, incentivará la excelencia y la creación de productos y ajustará la oferta de espacios de litoral y de interior a la demanda turística actual".

De acuerdo con la orden, que establece un plazo de dos meses para solicitar las ayudas a partir de su entrada en vigor mañana jueves, estos incentivos sufragarán hasta el 25 por ciento del coste de las iniciativas referidas a hoteles, y hasta un 30 por ciento para los alojamientos de interior. En ambos casos, la inversión mínima por establecimiento deberá ascender a 600.000 euros, sin que el gasto en mobiliario exceda del 20 por ciento del total.

PROYECTOS SUBVENCIONABLES.

El consejero de Turismo destacó la importancia de estos programas, a los que podrán acogerse las citadas 679 instalaciones de más de 15 años de antigüedad, las cuales constituyen en torno al 40 por ciento de la oferta hotelera andaluza. En este sentido, destacó que se priorizarán las reformas necesarias para la obtención de las categorías de cuatro o cinco estrellas, como la creación o ampliación de jardines, instalaciones deportivas y de ocio, centros convenciones, restauración, zonas comunes y mejoras de accesibilidad.

Dentro de esta modalidad, también se apoyarán actuaciones dirigidas a la implantación de nuevas tecnologías y sistemas que mejoren la gestión, seguridad y prevención; y la adecuación de instalaciones dirigidas a la mejora medioambiental de los establecimientos, como el uso de energías renovables y dispositivos de ahorro de agua, reciclado de residuos, y aislamiento acústico y térmico.

Además, Alonso señaló que el programa de incentivos para la rehabilitación de alojamientos rurales persigue dotar de uso y valor turísticos a cortijos, haciendas y casas palacio existentes en Andalucía, con los objetivos de "reforzar la autenticidad y la diferenciación de la oferta de interior; favorecer los flujos turísticos y aumentar la estancia media y la desestacionalización; así como contribuir a la conservación del patrimonio arquitectónico de la comunidad".

HOTELES OBSOLETOS.

La orden publicada hoy en el BOJA incide en que el tiempo transcurrido desde la construcción de los primeros hoteles andaluces y las transformaciones que ha experimentado la industria turística "hacen que determinados elementos de la infraestructura hotelera presenten elementos de obsolencia".

Este hecho provoca que algunos de estos establecimientos "han visto debilitarse su posición competitiva", lo que requiere "un esfuerzo de inversión en renovación y modernización, que corresponde a los empresarios y a las administraciones públicas incentivar en aras de la competitividad del destino".

En lo que se refiere a la segunda de las medidas, la orden destaca que la inclusión de instalaciones singulares de la arquitectura andaluza como cortijos y haciendas en el ámbito turístico "reforzará la autenticidad y diferenciación de la oferta turística".

Entre las actuaciones en los hoteles se dará prioridad a las actuaciones necesarias para la obtención de categoría superior a tres estrellas, así como las dirigidas a incrementar la accesibilidad y reserva de espacios para discapacitados.

Se contemplan por tanto reformas para la obtención de una categoría superior; la creación y mejora de jardines y zonas deportivas y de ocio; la mejora de la zona de entrada, recepción y salones; la modernización de las unidades de alojamiento; la creación de garajes para clientes y de instalaciones destinadas al cuidado de la salud; y actuaciones para procurar facilidades a personas con discapacidad.

Finalmente, se recoge que para los establecimientos ubicados en el ámbito territorial del Plan de Recualificación de la Costa del Sol existirá una convocatoria específica, por lo que la presente no le será de aplicación.

Contenido patrocinado

Otras noticias