España

Crean una red europea sindical para mejorar la calidad de la inmigración y sus condiciones laborales

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) ha puesto en marcha un plan piloto para crear una red europea que intenta mejorar la calidad de la inmigración y de sus condiciones laborales y vitales, que ahora cuenta con una veintena de oficinas de asesoramiento en nueve países europeos.

BARCELONA, 17 (EUROPA PRESS)

Según ha explicado este martes en rueda de prensa el responsable de Inmigración de CES, Marco Cilento, la red UnionMigrantNet pretende generar dinámicas y crear protocolos, y ha afirmado que será un proyecto abierto una vez acabe el plan piloto para las 85 organizaciones que forman parte de la confederación.

Entre la veintena de puntos que forman parte del plan piloto --iniciado hace unos meses-- figuran los Centros de Información para Trabajadores Extranjeros (CITE) de CC.OO. ubicados en Barcelona y Girona.

La red, que cuenta con una financiación de 900.000 euros de la Comisión Europea (CE), se dirige especialmente a ciudadanos no comunitarios para mejorar su integración social en las comunidades de acogida a través de una interacción más intensa con organizaciones locales.

Este proyecto reconoce la importancia de un estatus jurídico y una serie de derechos garantizados para ayudar a la integración de los extranjeros, tanto social como laboralmente, y el secretario de Internacional, Migraciones y Cooperación de CC.OO., Ricard Bellera, ha señalado que fortalecerá el papel "integrador" de los sindicatos y el intercambio de experiencias con centros de otros países europeos.

La red celebra este miércoles en Barcelona su segundo taller de formación donde participan técnicos y orientadores que trabajan en inmigración en diversos países europeos.

POLÍTICA MIGRATORIA EUROPEA

Respecto a la política inmigratoria europea, Bellera ha calificado de "paso adelante" que la nueva Comisión Europea encabezada por Jean-Claude Juncker haya creado un comisariado de Inmigración, pero ha lamentado que se haya designado al ministro griego de Defensa, Dimitris Avramopoulos, porque sitúa la inmigración como una cuestión de seguridad interna.

Ha afirmado que su designación reitera un perfil que no garantiza un cambio en la política migratoria hacia un enfoque más amplio y solidario, que garantice la igualdad de trato en las condiciones laborales.

Bellera ha calificado de muy importantes las políticas inmigratorias para detener el "crecimiento brutal" de la xenofobia en Europa, y ha abogado por unas que creen valores sociales y no unas que creen ciudadanos de primera y de segunda.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin