España

Casi el 37% de castellano-manchegos está en riesgo de exclusión social, según la Red de Lucha contra la Pobreza en C-LM

Un 36,7 por ciento de la población de Castilla-La Mancha está en riesgo de exclusión social, según ha dado a conocer este viernes el responsable de la Red de Lucha contra la Pobreza en Castilla-La Mancha (EAPN C-LM), Braulio Carlés, en el Día Mundial de Erradicación de la Pobreza.

GUADALAJARA, 17 (EUROPA PRESS)

Para Carlés, que se ha basado en datos del INE, si hay un hecho claro hoy es que se está asistiendo a una "dramática situación", y aunque ha reconocido que "a nivel de la microeconomía la situación parece que va mejorando", dato que ha constado en el ligero descenso de personas que acuden a diario a los comedores sociales en Guadalajara, cree que no se puede "pedir paciencia a quien no puede esperar".

En este sentido, Carlés, acompañado de otros responsables de organizaciones que trabajan con los colectivos más vulnerables en la provincia, ha hablado de "cifras escalofriantes", aludiendo a las personas que mueren por hambre pero también a los trabajadores pobres de la sociedad, y ha reivindicado la necesidad de que la persona sea "sujeto no objeto".

"No puede ser que sea noticia que la bolsa baje dos puntos y que, sin embargo, no lo sea un pobre que muere de hambre, ni es de recibo que se tire el 30% de la comida", ha incidido, considerando "injusto" el actual sistema socioeconómico y pidiendo acciones de activación económica, un empleo mucho más digno y más programas de acción laboral.

PACTO CONTRA LA POBREZA

Para ello, Carlés ha reclamado a los grandes partidos políticos "un pacto contra la pobreza", considerando que las políticas de austeridad aunque "necesarias en este momento" también "han empujado a que muchas personas vivan bajo el umbral de la pobreza". Para este responsable, se necesita una respuesta más solidaria y generosa por parte de todos.

En cuanto al perfil de los ciudadanos que hacen más uso de las ayudas sociales, se ha referido concretamente al caso de Guadalajara y ha señalado que es "un padre/madre de familia, con hijos, que ha perdido el empleo y que está viviendo con 400 euros al mes".

En lo que va de año se han atendido a través de los distintos servicios en la provincia a unas 10.400 personas, una cifra que cree se acercará a final de año a los 14.000, aunque ha reconocido que en la actualidad el número de familias españolas es similar al de extranjeros.

TRABAJADORES POBRES

Según ha dicho, si bien al empezar la crisis el 70% eran inmigrantes y el 30% españoles, ahora son "mitad y mitad" algo que, bajo su criterio, se debe tanto a que muchos inmigrantes están retornando a su país de origen y a la aparición de los trabajadores pobres, un término empleado por Cáritas pero que para es una realidad, ha dicho.

Aunque se ha reducido algo el número de personas que hacen uso de los comedores, según el también responsable territorial de la Asociación Católica de Migraciones, ACCEM Castilla-La Mancha, la situación sigue siendo dramática, y "no podemos pedir paciencia a quien no puede esperar".

En este sentido se ha referido a que cada vez son más las familias con hijos que viven con apenas 800 euros o menos, y que tienen que hacer frente a muchos pagos, "y prefiere no pensar que los empresarios estén abusando a veces con salarios ridículos", ha matizado.

Entre las organizaciones que trabajan en Guadalajara con colectivos vulnerables figuran Cáritas, Manos Unidas, Accem o Guadacoge o la Delegaciones Diocesana de Misiones o de Delegaciones, entre otras.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin