España

Piden al fiscal superior que investigue supuestos malos tratos en la Clínica SEAR

La Asociación El Defensor del Paciente ha solicitado al fiscal superior de Madrid, Manuel Moix, que investigue supuestos malos tratos a los enfermos ingresados en una clínica privada concertada con la Comunidad de Madrid y que está ubicada en Tres Cantos.

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

En un escrito, la presidenta de esta asociación, Carmen Flores, ha denunciado la situación que está viviendo un paciente de la clínica Sear, a quien ya el Ministerio de Sanidad abrió un expediente sancionador en 2005.

Tras aportar varias imágenes, la asociación insta a Moix a que abra una investigación para ver "que está sucediendo en este tenebroso lugar y quienes atienden de esta forma a las personas que allí ingresan" .

Por todo ello, la presidenta de la asociación ha destacado que espera y desea que se les admita esta petición de investigación y se depuren responsabilidades.

En 2008, esta misma asociación envió una carta al entonces consejero de Sanidad, Juan José Güemes, para informarle de una denuncia por "trato tercermundista" hacia los pacientes en la Clínica SEAR, de Tres Cantos.

En concreto, le remitió un escrito del marido de una paciente que había sufrido un ictus. Éste denunció que la mujer sufría "falta de higiene, largas horas sin cambiar los pañales y en sillas de ruedas, mezcla de prótesis dentales de diferentes enfermos en el mismo vaso que además usan para beber, falta de espacio, etc".

Según el relato del marido, Antonia Valentina Montero permanece más de 12 horas sin cambiar de pañales, con orines y defecaciones, sentada en silla de ruedas, hasta que a las 20 horas la meten en la cama.

"El celador de planta me ha sugerido veladamente que no puede cambiarle el pañal con normal asiduidad como es normal en todos los hospitales de la Comunidad pues carecen de remanente en el almacén, con escaso y reducido suministro, y en ese caso se lo tenía que quitar a otra enferma y dejarla sin él. Ante esta grave desatención, me sugirió descaradamente que los trajera yo", indica. En este sentido, informe que incluso es él quien tiene que llevar al hospital toallitas húmedas para lavar a la paciente.

"La Clínica SEAR es un centro reincidente en cuanto a anomalías en la atención sanitaria, pero desgraciadamente la gran mayoría de los pacientes que nos presentan la queja no nos lo hacen por escrito por miedo a represalias, aunque en este caso ha sucedido lo contrario", señala la Asociación.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin