España

Cáritas Valladolid reclama más visibilidad para las personas sin hogar y garantías reales de acceso a vivienda digna

Proporciona servicios asistenciales diariamente a unas 200 personas y unas 120 comen los días festivos en 'La Milagrosa'

VALLADOLID, 27 (EUROPA PRESS)

Cáritas Diocesana de Valladolid ha reclamado más visibilidad para las personas sin hogar y garantías reales de acceso a una vivienda digna para las personas, para lo que ha pedido a las administraciones públicas que tomen medidas, al tiempo que ha incidido en la necesidad de que la sociedad tome conciencia de este problema y de los derechos de estas personas.

La organización católica ha presentado este jueves en Valladolid la campaña número 22 con motivo del Día Internacional de las personas sin hogar, que se celebra este 30 de noviembre y que desarrollará bajo el lema 'Por una vivienda digna y adecuada. Nadie sin hogar', que han presentado la responsable de Desarrollo Institucional de Cáritas Valladolid, María Dolores Mateos, y la trabajadora social del programa 'volver a Ser' de atención a estas personas Raquel García.

Con motivo de esta jornada, se llevará a cabo campaña de sensibilización y se dará participación a estas personas, con actividades en los centros con los que cuenta Cáritas, con el fin de que haya una "visibilización" y una mirada "más positiva". De esta forma, además de una eucaristía el domingo 30 en la Parroquia de María Milagrosa de Valladolid, tras la que se compartirán alimentos con personas sin techo, se realizarán otras iniciativas como un torneo de futbito en el que estas personas serán protagonistas.

En este contexto, Mateos ha incidido la campaña 2010-2015 en la que se han implicado las instituciones europeas para acabar con el "sinhogarismo", un compromiso de la Unión Europea que aunque ve "utópico" al menos supone plantearse un objetivo y permitirá que en 2015 haya "un comienzo más que terminar" con la situación de las personas que viven en la calle.

A este respecto, considera que se ayuda a "poner voz y mirada" a estas personas, que no sólo son las que viven en la calle sino también aquellas que no tienen un "hogar" como tal, es decir, carecen de una vivienda digna, pasan por una situación de "exclusión residencial", sin seguridad de la ocupación continuada de su casa, sin la amenaza de la pérdida, con acceso a servicios y también con la posibilidad de tener un entorno con el que relacionarse, entre otros aspectos.

La responsable de Cáritas ha insistido en que se pone el acento en el término "hogar" como lugar para "compartir", donde hay recursos y todo un entorno, cuando por el contrario ahora hay políticas de vivienda que sólo se basan en razones económicas.

En el caso de Castilla y León, según el último informe Foessa sobre exclusión y desarrollo social hay un 16,1 por ciento de personas y un 15 por ciento de hogares afectadas por la exclusión residencial, es decir, con problemas de habitabilidad, accesibilidad y estabilidad, y un 21,3 por ciento se han visto obligados a reducir el consumo de insumos.

Aunque no hay cifras concretas de cuántas personas sin hogar hay, dado que es una población "flontante" --se desplazan mucho entre ciudades--, según las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística, podrían ascender a 1.800 en Castilla y León y a 30.000 en toda España.

MEDIDAS EN MATERIA DE VIVIENDA

Por ello, en este campaña se reclama a las administraciones públicas una política de vivienda que garantice el derecho y que prevenga y combata la vulnerabilidad y la exclusión residencial en España; que el Estado ratifique la Carta Social Europea Revisada de 1996, que incluye el derecho a la vivienda; una reforma "urgente" en el ámbito del alquiler y los desahucios; fomentar alquiler social y la ocupación de viviendas vacías mediante un pacto estatal y un nuevo ordenamiento en materia de urbanismo que posibilite ciudades en las que vivir "dignamente felices y sanos".

Por otro lado, a los medios de comunicación y a las redes sociales, Cáritas pide incluir la mirada de derechos en informaciones sobre personas sin hogar para facilitar la comprensión a toda la sociedad de que los Derechos Humanos son de todas las personas, "intrínsecos a su dignidad", y finalmente, solicita a toda la sociedad tomar conciencia de que todos son seres humanos "titulares de derechos" e igual de prioritarias en la garantía de los derechos ante las administraciones.

En este marco, ante la situación de crisis, María Dolores Mateos ha criticado el papel de los bancos, que considera que "van a su objetivo" y, aunque a veces dan la opción de negociar, dan "pocas facilidades", tienen su tanto por ciento de culpa y muchas veces no permiten "flexibilidad" porque "no son sensibles al sufrimiento de la sociedad".

Por su parte, Raquel García ha proporcionado algunos datos del programa 'Volver a Ser' que lleva a cabo Cáritas Diocesana en Valladolid, dirigido a personas sin hogar y que comprende acciones de acogida y alojamiento alternativo.

García ha concretado que el servicio de acogida y asesoramiento social atendió en 2013 a 469 personas, con 178 casos nuevos, a través de 1.424 intervenciones, mientras que el Centro de Atención José María Lacort, que ofrece servicios asistenciales, atiende una media de unas 200 personas diarias a lo largo de este año.

El Comedor Solidario 'La Milagrosa' de la parroquia de Nuestra Señora La Milagrosa ofrece comida los domingos y días festivos a 120 personas, pero además el Centro de Día Betania atendió de forma estable a 15 personas a lo largo del pasado año y los recursos residenciales de alojamiento alternativo, en los que también se realizan procesos de recuperación personal y acompañamiento, entre otros, atendieron a 24 personas en 2013.

Para todo ello se cuenta con unos 130 voluntarios que trabajan con las personas sin hogar, las cuales llegan a la situación en la que viven por factores múltiples, pero normalmente tras haber sufrido 13 o 14 sucesos vitales estresantes y significativos como fallecimientos o pérdidas de empleo, frente a tres o cuatro de cualquier otra persona, algo que es "definitivo" para llegar a esta situación.

Además, dada la situación de crisis, Raquel García ha señalado que hay nuevas situaciones que aumentan este número de personas afectadas como los más vulnerables con empleos precarios o temporales, que habían logrado algún nivel de "dignidad", por ejemplo, y acaban de nuevo abocados a la exclusión.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin