Buscar

Los familiares de un menor acusados de violarle achacan los hechos a una "fábula" del niño para llamar la atención

1/07/2008 - 13:57

La Audiencia de Madrid suspende el juicio hasta septiembre

MADRID, 01 (EUROPA PRESS)

El abuelo materno, un tío y un primo segundo de un menor acusados de violarle entre 2001 y 2002 achacan los hechos a "una fábula" inventada por el niño para llamar la atención en su familia después de tener un hermano pequeño, lo que les llevó hace seis años a denunciar ante los tribunales la supuesta falsa imputación a manos del pequeño, entonces con 6 años.

La Audiencia Provincial de Madrid tenía previsto iniciar esta mañana el juicio contar los tres encausados, pero la Sección Cuarta acordó suspenderlo, por tercera vez, hasta el próximo septiembre. La Sala motivó su decisión en que los psicólogos y psiquiatras que examinaron a los procesados y al menor deben estar presentes en sus declaraciones ante la Sala debido a las dudas en la credibilidad de la versión del niño.

José Antonio R.G., José Antonio G.O. y José Antonio G.G. están acusados de tres delitos continuados de agresión sexual, por lo que se enfrentan a 10 años de prisión cada uno y al pago de una indemnización de 60.000 euros. Los encausados se encuentran en libertad desde que ellos mismos denunciaran los hechos, sin que se haya acordado ninguna medida cautelar.

Según el fiscal, el menor comenzó con 6 años a ser objeto de tocamientos y violaciones a manos de su abuelo materno, su tío y su primo segundo. Las agresiones se producían durante las vacaciones de verano, cuando se desplazaba a las casas de sus familiares. El Ministerio Público recalca en su escrito de acusación que esta situación lo llevó a "una gran afectación emocional", precisando desde noviembre de 2002 hasta finales de 2004 de tratamiento psicológico a fin de paliar sus sentimientos de "culpa, vergüenza, miedo y rabia".

Tras el aplazamiento, el abogado defensor Rafael Burgos defendió a los periodistas que el niño se inventó esta "fábula" para tener "más protagonismo" en su familia. Apuntó que en la exploración que se realizó al menor no se apreciaron "lesiones de ningún tipo, como desgarros, erosiones o excoriaciones". Además, hizo hincapié en que las manifestaciones prestadas por el pequeño presentan "numerosas" contradicciones a lo largo de la instrucción.

Por su parte, el psicólogo José Antonio García Andrade, que examinó a los procesados, expuso a los medios que se trata de personas "totalmente normales" que no presentan "ningún tipo de trastorno mental o desviación sexual".

Además de la pena de prisión y de indemnización, la Fiscalía de Madrid reclama que se prohíba a los tres acusados comunicarse y aproximarse a la víctima en una distancia inferior a 500 metros durante cinco años.

Contenido patrocinado

Otras noticias