España

La oposición se compromete a derogar la ley de seguridad ciudadana

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

Casi todos los partidos de la oposición se congregaron este miércoles en la Puerta de los Leones del Congreso de los Diputados para manifestar su posición contraria a la ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, que será aprobada mañana en las Cortes.

Diputados de todos los partidos con representación en el Congreso, a excepción de PP, CiU, UPN y Foro Asturias, anunciaron que votarán en contra de esta norma, a la que denominan 'ley mordaza', porque aseguran que atenta contra las libertades de los ciudadanos.

Una decena de diputados se sumaron a una denuncia ciudadana contra esta ley, que se escenificó con la ‘muerte de la Democracia’. Varios representantes de diversos colectivos civiles depositaron una corona de flores en la que se leía 'Democracia, la ciudadanía no te olvida. Contra la ley morzada'.

Estos grupos aseguraban que es un “día de luto” por el “duro golpe” que el Gobierno asesta contra la ciudadanía al sacar una ley con la que pretende “acallar las protestas” y “criminalizar” los actos de protesta. La norma, dicen, es un “ataque directo” a los derechos y libertades de los ciudadanos. En la cita estaban colectivos como SOS Racismo, Avaaz, ‘No somos delito’, el Sindicato de Estudiantes, la Plataforma de Afectados por la Hipotecas y Greenpeace.

Tras la protesta, los diputados coincidieron en su repulsa contra la ley y, en la medida de lo posible, se comprometieron a auspiciar su derogación en la próxima legislatura.

El diputado y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de Interior, Antonio Trevín, manifestó que están “en contra de la ley” porque es una norma para “la tranquilidad del Gobierno pero para la intranquilidad de los españoles”. Con la “excusa de la crisis”, señaló, el Ejecutivo ha ido recortando derechos y ahora recorta libertades.

Anunció que “bien derogaremos la ley o la reformaremos drásticamente” la próxima legislatura, acción que se atrevió a concretar que será en “el primer periodo de sesiones”.

En la misma línea, el diputado de PNV Emilio Olabarría dijo que la nueva normativa tiene los mismos perfiles “antidemocráticos” de la ley que deroga, la de 1992, conocida como ‘ley de la patada en la puerta’, y recupera el término “anacrónico, casi franquista, del orden público”. La posición del PNV, dijo, es “firme y contundente para derogar la ley”.

El diputado de UPyD Toni Cantó señaló que “los ciudadanos han soportado de manera ejemplar los recortes sociales y un clima de corrupción generalizado”, por lo que consideró que esta ley no tiene cabida y que los que “tienen que estar bajo sospecha" y a los que hay que controlar "es a los gobernantes”.

Desde La Izquierda Plural, Ricardo Sixto señaló que “mañana será un día muy triste para la democracia española, porque el PP va a consolidar la criminalización de la protesta ciudadana”.

Por parte de Equo Compromís, el portavoz Juan López de Uralde dijo que “lo único que pretende la ley es meter miedo a la ciudadanía y acabar con las protestas, la disidencia y la resistencia”.

(SERVIMEDIA)

10-DIC-14

MML/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin