España

STEPV califica de "rotundo fracaso" la consulta lingüístca y cifra en un 2,6% las credenciales retiradas por los padres

Escola dice que el participación en la "consulta-trampa" ha sido "prácticamente nula" y pide la dimisión de Català

VALENCIA, 19 (EUROPA PRESS)

El Sindicat de Treballadores i Treballadors de l'Ensenyament del País Valencià (STEPV-Iv) ha calificado de "rotundo fracaso" l consulta lingüística convocada por la Conselleria de Educación para que los padres expresen sus preferencias sobre el programa lingüístico de los colegios de sus hijos y, en este sentido, ha asegurado que "solo un 2,6% de los padres ha retirado la credencial en los centros educativos".

El sindicato explica, a través de un comunicado, que ha hecho una encuesta en los centros educativos para saber cuántos padres y madres habían retirado la credencial para votar en la consulta sobre el programa lingüístico del centro.

De acuerdo a los datos difundidos por STEPV, "los resultados de esta consulta indican que sólo un 2,6% de las familias han recogido la credencial". Por provincias, en Alicante la participación es del 2,7%; en Castelló, del 2,8%, y en Valencia, del 2,3%, lo que significa, para esta entidad, que "las familias han dado la espalda a la consulta y que han atendido la petición de no participar por parte de las organizaciones mayoritarias de la comunidad educativa".

El sindicato lamenta que "las direcciones de los centros han tenido que hacer trabajo extra en esta semana para hacer llegar a las familias la información sobre la consulta". La inspección envió escritos en los centros recordando a las direcciones la obligación de hacer llegar la información de la consulta a todas las familias, donde se obligaba a todos los tutores a entregar una carta a cada alumno para hacerla llegar a sus padres.

"Aun así, --prosigue-- la inmensa mayoría de padres han optado para no participar en una consulta trampa, no vinculante e innecesaria, que sólo ha llevado dolores de cabeza organizativos a los centros que están cerrando este trimestre (evaluaciones, notas, etc) y preparando las actividades de fin de año y navidad. De hecho, en la encuesta se preguntaba si la consulta había generado problemas organizativos y la inmensa mayoría se ha quejado de la mala planificación por parte de la Conselleria".

Para STEPV, el resultado de la consulta --"que solo conocerá la Conselleria, puntualiza-- queda completamente invalidado y, por lo tanto, exige a la administración que deje de hacer perder el tiempo en los centros educativos con experimentos inútiles e innecesarios y atienda a sus obligaciones como marca la Llei d'Ús i Ensenyament del Valencià (LUEV), es decir, potenciar el valenciano en la enseñanza y atender la demanda de las familias que quieren programas lingüísticos en valenciano y no lo tienen".

Por su parte, Escola Valenciana ha valorado "la reacción de las familias a la consulta-trampa de la consellera de Educación, Maria José Català".

"Los padres y las madres han actuado dando un excelente ejemplo cívico de madurez democrática y le han transmitido a la consellera de Educación un mensaje contundente: a la sociedad no se la manipula con intereses electoralistas y por eso pedimos la dimisión de Maria José Català", ha manifestado, en un comunicado, el presidente de la entidad cívica, Vicent Moreno.

Desde Escola recuerdan que en abril de 2014 la Generalitat Valencia publicó un barómetro donde se preguntaba qué modelo lingüístico preferirían los valencianos a la hora de llevar los hijos e hijas en la escuela "y el resultado fue contundente: el 84% de los encuestados dijeron que querían que los niños pudieran estudiar en valenciano y de ese porcentaje un 68% de los encuestados dijeron que querían un programa donde el alumnado dominara el valencia, el castellano y el inglés", mientras que "un 15,1% dijo que querían que el alumnado dominara sólo el valenciano y el castellano".

"Por lo tanto la mayor parte de la población valenciana quiere, según el barómetro de Presidencia de la Generalitat Valenciana, que sus hijos e hijas estudian en un programa bilingüe o trilingüe donde nuestra lengua tenga una presencia destacada en la enseñanza", concluye la organización.

En la misma línea, Escola asegura que "la participación en la consulta-trampa es prácticamente nula, puesto que los porcentajes de familias que se han inscrito son ridículos".

"La consulta ilegal a las familias ha sido la punta del iceberg de ataque a los Consejos escolares y es síntoma de la aplicación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), que aboga para desmantelar los Consejos escolares, los órganos que aglutinan todos los agentes implicados en el buen funcionamiento de una escuela", ha aseverado Vicent Moreno.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin