Buscar

Trib.-Audiencia de Las Palmas condena a 6 años de cárcel a un varón que violó a su amiga tras ayudarla a achicar agua

4/07/2008 - 14:48

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a 6 años de cárcel a Víctor Manuel Gómez Pérez, acusado de agredir sexualmente a una amiga suya tras ayudarla a achicar agua en su vivienda en Las Palmas de Gran Canaria el 28 de enero de 2007 después de las "abundantes lluvias caídas durante ese fin de semana".

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 4 (EUROPA PRESS)

La sentencia, dada a conocer hoy, condena al varón, de 30 años de edad, en concepto de autor de un delito de agresión sexual --con la concurrencia de la circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal atenuante analógica de retraso mental leve-- a la prohibición de aproximarse a la víctima o comunicarse con ella de cualquier forma durante diez años, al pago de las costas procesales y a indemnizar a la mujer con 20.000 euros.

La Sala, presidida por la magistrada Pilar Parejo, considera probado que el acusado, con antecedentes penales no computables en esta causa, se encontraba en el domicilio de su amiga, situado en la calle Gáldar en el barrio de Tenoya, en la capital grancanaria, desde la mañana del día 28 de enero de 2007, ayudando a ésta a achicar el agua que había entrado en la citada casa a causa de las abundantes lluvias registradas durante esos días.

Sobre las 21.00 horas terminaron la tarea y después de que la mujer acostara a sus tres hijos pequeños, ésta ofreció al acusado un café. Mientras lo tomaban sentados en la cocina el acusado, "de manera repentina y con el ánimo de satisfacer sus deseos sexuales, se lanzó sobre ella e intentó besarla".

Sin embargo, ella "logró esquivarlo escurriéndose por el asiento de la silla que ocupaba", pasando por debajo de los brazos del acusado que estaban apoyados en el respaldo de la silla.

No obstante, él "se volvió rápidamente y la sujetó por los brazos cuando ella pretendía salir de la cocina, se los levantó, la apoyó en la puerta que da acceso al salón y comenzó a bajarle los pantalones del chándal que llevaba puestos. Ella tiraba de sus ropas para evitar que el acusado la desnudara, pero éste consiguió quitarle los pantalones" y mantuvo relaciones sexuales con ella, que se resistía y pedía al acusado que cesara.

Entonces el ahora condenado "la tiró al suelo, la puso boca abajo y tras colocarse encima de ella" intentó agredirla sexualmente de nuevo, pero no pudo hacerlo porque la víctima logró ponerse en pie agarrándose a los muebles que tenía a su alcance".

LA VÍCTIMA NO DEJABA DE LLORAR.

El procesado "también se puso en pie y la levantó, la apoyó en el frigorífico" y la obligó nuevamente a mantener relaciones sexuales. Mientras todo ello ocurría la mujer no dejó de llorar y de pedir al acusado que "por favor" la dejara, pero él, "lejos de desistir de su acción", le decía frases como "cuánto más te resistes más me gusta".

La Fiscalía solicitó durante el juicio imponer la pena de 12 años de cárcel contra el acusado e imponerle 10 años de prohibición de acercarse o comunicarse en forma alguna con la víctima, así como pide para él seis días de localización permanente por la falta.

Igualmente, en concepto de responsabilidad civil, reclamó que el procesado indemnizara a la víctima en la cantidad de 30.000 euros por los daños morales causados.

Contra la resolución judicial se puede interponer recurso de casación en el plazo de cinco días,

Contenido patrocinado

Otras noticias