España

La ilustradora valenciana Ana Juan realiza la portada de 'The New Yorker' en homenaje a las víctimas del 'Charlie Hebdo'

"Esto es una guerra sin sentido pero no podemos amedrentarnos y dejar perder años de lucha por la libertad de expresión", señala la creadora

VALENCIA, 9 (EUROPA PRESS)

Una obra de la ilustradora valenciana Ana Juan (Valencia, 1961) ha sido la elegida por la prestigiosa poblicación norteamericana 'The New Yorker' para ilustrar su número en solidaridad con las víctimas del ataque perpetrado en la sede del semanario francés 'Charlie Hebdo', en el que murieron 12 personas.

La creadora ha reconocido, en declaraciones a Europa Press, que tiene "sentimientos encontrados y contradictorios", ya que, aunque como profesional es un orgullo que su dibujo haya sido el escogido, le habría gustado "que no hubiera pasado nada y no tener que hace nunca una portada como esta".

En la cubierta que la publicación lanzará el próximo 19 de enero, bajo el lema 'Solidarité', la Torre Eiffel pintada de negro se reconvierte en un lápiz con la punta roja --misma tonalidad que se utiliza en la base del dibujo-- en recuerdo de "las armas" que utilizaban los dibujantes asesinados del 'Charlie Hebdo'.

Con esta ilustración, Ana Juan pretende expresar que la sociedad debe seguir luchando por la libertad de expresión, "cada uno con sus armas, que pueden ser un lápiz, la palabra, la música etc". "Todo creador tiene un compromiso con él mismo y con la sociedad en la que vive", ha aseverado.

La autora ha comentado que la idea surge a raíz de la masacre perpetrada en París a raíz de al cual, la directora de arte de 'The New Yorker' se dirigió a los colaboradores habituales --la valenciana ha participado en una veintena de portadas de la revista desde 1995-- pidiéndoles ideas urgentes para realizar una galería de imágenes.

Tras valorar publicar alguna de ellas en el interior de la revista, finalmente los responsables del semanario han decidido llevar la creación de Juan a la portada.

Juan se ha mostrado, como el resto de la profesión y la ciudadanía en general, impactada por los sucesos acaecidos en Francia y por el hecho de que alguien pueda morir por hacer una ilustración. "Se puede estar de acuerdo o no, compartir el gusto estético o no, pero si no gusta basta con no mirarlo", ha razonado.

"Esto es una guerra sin sentido --ha proseguido-- pero no podemos amedrentarnos y dejar perder tantos años de lucha por la libertad de expresión".

"TEMAS SOBRE LOS QUE NO SE PUEDE HABLAR"

En este sentido, ha llamado la atención sobre el hecho de que, en otra escala, en España "hay temas sobre los que no se puede hablar" y ha recordado la multa que se impuso por injurias a dos dibujantes de 'El Jueves' por una caricatura de los entonces Príncipes de Asturias.

"Ahora nos rasgamos las vestiduras pero no tenemos que olvidar esto", ha concluido la autora.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin