España

Taladas 375 hayas en el Parque Natural Saja-Besaya en 2014

La Dirección General de Montes del Gobierno de Cantabria cifra en 375 el número de hayas cortadas en el Parque Natural Saja-Besaya en 2014, y afirma que las talas, criticadas por los grupos ecologistas, se realizan siguiendo criterios selvícolas, mediante actuaciones de clara en determinados rodales del monte.

SANTANDER, 14 (EUROPA PRESS)

También asegura que se está trabajando en el plan rector de uso y gestión (PRUG) del parque, y que "ya hay un primer borrador al que se están añadiendo las directrices emanadas de los nuevos documentos de gestión de especies como el urogallo". Asimismo, anuncia su intención de convocar el Patronato del parque en el primer trimestre de 2015.

Así lo señala el Gobierno en su respuesta a una batería de preguntas de la diputada del PSOE Ana Isabel Blanco sobre este tema, recogida por Europa Press.

Según Montes, los objetivos preferentes de gestión que se pretenden alcanzar con la tala de hayas son por un lado garantizar la adecuada conservación de los hábitats de las distintas especies de flora y fauna presentes en el monte (por ejemplo hábitats favorables para el urogallo y oso pardo).

Y por otro la mejora de la productividad forestal, mediante actuaciones selvícolas que supongan una mejora de la masa arbolada, "sobre todo en aquellas zonas que presentan unas mejores características y estén dotadas de acceso rodado, que a su vez satisfagan las necesidades de leña de la población local, como han sido los rodales en los que se han marcado, cortado y extraído las hayas durante 2014".

En este sentido, señala que se ha reducido la densidad del número de pies de haya, estimulando en el futuro el crecimiento por esa eliminación de competencia intraespecífica; y se favorece el desarrollo del sotobosque, con lo que aumenta la diversidad florística y la complejidad estructural de la vegetación.

Según Montes, con la ejecución de las claras se persigue también la obtención de masas arboladas "estables y equilibradas", permitiendo una liberación de la copa de los mejores ejemplares y la puesta en luz de la misma, para una futura buena producción de semilla. A la vez que "se impulsan actividades tradicionales que han contribuido a mantener el paisaje actual del monte, como es la extracción de leñas", añade.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin