España

La mayoría absoluta del PP permite aprobar el presupuesto municipal para este año, que rechazan PSOE e IU

Plantea un "superávit de algo más de dos millones" entre los 199,5 millones de gastos y 201,6 de ingresos

Plantea un "superávit de algo más de dos millones" entre los 199,5 millones de gastos y 201,6 de ingresos

JAÉN, 30 (EUROPA PRESS)

La mayoría absoluta del PP en el Ayuntamiento de Jaén ha permitido la aprobación inicial en el pleno de este viernes del presupuesto consolidado de la corporación para este año, en el que plantea "un superávit de dos millones de euros" entre los 199,5 millones de gastos y los 201,6 de ingresos, números que, sin embargo, "ficticios" para PSOE e IU.

El concejal de Hacienda y Comunicación, Miguel Contreras, ha sido el encargado de defender las cuentas que vienen "a consolidar el compromiso con el mantenimiento de los servicios públicos, del empleo municipal y a seguir apostando por la viabilidad económica" del propio Consistorio y, gracias, al apoyo del Gobierno, que, a través del Ministerio de Hacienda, le ha dado su "aval favorable", pese a condicionantes o advertencias" que haya podido añadir.

Ha precisado que el presupuesto consolidado, del Ayuntamiento junto a sus organismos autónomos y sociedades, recoge 201,6 millones de euros en ingresos y 199,5 millones en gastos. Sobre el primer capítulo, ha explicado que se basan en los impuestos directos, que suben un 13 por ciento, hasta los 39,3 millones; los indirectos, que aumentan algo más del siete por ciento hasta los 3,3 millones o las tasas, para la que se prevén 18 millones.

En transferencias corrientes de otras administraciones ha valorado los 28 millones del Gobierno vía PIE, lo que supone "1,7 millones más", mientras hay criticado que la Junta haya "congelado" la aportación por la Patrica. Además, se contemplan 61 millones por ingresos patrimoniales, algo que "no es nuevo" y se ha dado en otros mandatos, pero con la diferencia, a su juicio, de que ahora se trabaja por intentar hacerlos realidad.

Con respecto al gasto, se dedican 38 millones a personal y 59 en gasto corriente, sobre el que ha subrayado la relevancia de la partida de 37,9 millones para la ejecución de sentencias judiciales. Sobre el gasto financiero, fijado en 23 millones, ha dicho esperar que pueda quedar finalmente como crédito no disponible al poderse sufragar mediante el fondo de ordenación dispuesto por el Gobierno.

Los presupuestos, para Contreras, reflejan "la mejor gestión posible" dentro de "la ruina municipal", algo en lo que también ha hecho hincapié el alcalde, José Enrique Fernández de Moya, quien ha valorado que en tres años y nueve meses se hayan aprobado tres presupuestos y "planes de empleo extraordinarios" que, en su opinión, son el plan de pago a proveedores y el Plan General de Ordenación Urbana.

INGRESOS FICTICIOS

La visión de la oposición, no obstante, dista mucho de la del equipo de gobierno. Tanto PSOE como IU han coincidido en rechazar las cuentas al estar basadas en unos ingresos "ficticios". Han aludido a los 60 millones de euros que el interventor cuestiona en su informe por su "dudosa viabilidad", la misma cifra sobre la que Hacienda dice que "no se puede usar en tanto no entre el dinero en las arcas" y ello también ante la duda de que puedan materializar.

"No se los cree nadie. Ni el Ministerio, ni el CES ni la Intervención municipal", ha afirmado el concejal socialista José Manuel Colmenero, quien ha agregado que advierten de que el Ayuntamiento espera tener entradas por proyectos de "inviabilidad comprobada" (mediante concesiones administrativas e ingresos patrimoniales) como la construcción nuevamente y por cuarto año del aparcamiento del Bulevar, al que ahora se añaden nueve millones de ingresos por la concesión de dos restaurantes que se construirían sobre él.

El edil, que ha apuntado que los primeros informes de liquidación de 2014, reflejan que el PP gastó 102 millones y "solo pudo ingresar 51", ha lamentado también que presente "un presupuesto sin inversiones". Además, "reduce las políticas sociales y que dedica a empleo un 0,7 por ciento, cuando el gasto corriente aumenta en 20 millones de euros en un momento en el que al PP se le llena la boca de austeridad y la ciudad está más paralizada que nunca".

Con este panorama, para el edil "no hay presupuesto, está en el limbo", de ahí que solicitara, con una enmienda in voce que ha sido rechazada, su devolución para traer un proyecto "creíble" que dé respuesta a las necesidades de los ciudadanos, algo que también ha defendido el portavoz de Izquierda Unida, Pablo Foche.

Para éste último, las cuentas están repletas de "previsiones irreales que esconden un déficit real", que ha calculado en "más de 80 millones de euros" y que vendrá a engordar la deuda municipal que supera los "400 millones". Entre otras cuestiones que generan "preocupación", ha aludido a los 60 millones que la Intervención "cuestiona" con elementos como cinco millones por transferencia corriente de la Junta de los que no hay documento alguno que la acredite más allá de la petición por parte del alcalde.

El concejal de IU se ha detenido, igualmente, en el incremento de ingresos vía impuestos, de manera que "o suben" o, al igual que otras partidas, se han recogido para "cuadrar" las cifras "en el papel". A su juicio, quizás sea una conjunción de ambas cosas.

IMPUESTO DE BIENES INMUEBLES

Precisamente esta materia, la impositiva, ha centrado otro de los principales debates de este pleno, con la aprobación inicial de la modificación de la ordenanza fiscal general de gestión, recaudación e inspección y callejero fiscal gracias a los votos favorables del PP y el no de PSOE e IU.

El concejal de Hacienda ha incidido en que "no se suben impuestos" y se ha detenido en el impuesto de bienes inmuebles (IBI). Según ha dicho, el tipo de gravamen se mantiene y son las actualizaciones de los valores catastrales, a la que se ven "abocados" por una normativa estatal, las que "conllevan que puedan pagar más" los ciudadanos.

"Pensando en su bien", además, ha argumentado el cambio en el calendario para abonar el IBI, de manera que el primer plazo que antes se hacía en abril y mayo se abonará entre el 1 de junio y el 31 de julio, cuando "pueden tener mayores recursos" por la nómina extraordinaria. El segundo será del 1 de octubre al 30 de noviembre.

De su lado, Colmenero y Foche han hablado de la "coincidencia" que significa pasar el inicio del primer pago a una semana después de las elecciones municipales. En su opinión, se pretende evitar que los vecinos perciban la subida de este impuesto y que ambos han cifrado en "un 21 por ciento" con respecto a lo que pagaban en 2011.

Por ello y apuntando que sea por una cuestión u otra habrá un incremento que será "lineal" para todos los jiennenses sin tener en cuenta cada situación o la realidad del sector inmobiliario actual, han solicitado al equipo de gobierno que "compense" esa revisión de los valores catastrales con una disminución del tipo de gravamen.

CARTELES

De otra parte, el tranvía a centrar un debate, en este caso con una dación de cuentas sobre informes de la Junta de Andalucía, 21t (empresa encargada en su momento de la asistencia técnica) y de Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FCG), en la que los grupos han reiterado sus posiciones sobre este transporte, que no ha llegado a circular más allá de en pruebas desde que se terminó su construcción hace casi cuatro años.

El pleno, que ha concluido al filo de las 15,00 horas, comenzó con un minuto de silencio en recuerdo del joven parapentista que murió el pasado fin de semana en Jabalcuz y del hermano del portavoz del PP, Miguel Ángel García Anguita, también recientemente fallecido.

En la sesión, que ha vuelto a incluir críticas cruzadas por el "espectáculo" que se ofrece, la bancada 'popular' mostraba carteles de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, lamentado que "ni quiere oír, ni hablar" de Jaén. Los socialistas, por su parte, portaban otros en los que se leía 'alcalde, nos quieres dejar sin voz, sin derechos, sin democracia'.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin